EDAD CONTEMPORÁNEA

Guerra en el Bajo Aragón (2): “Guerra relámpago” y ocupación de Alcañiz.

El 9 de marzo de 1938 los nacionales lanzaron una ofensiva basada en la ágil movilidad de sus tropas y una desmesurada potencia de fuego, ejecutada simultáneamente por la artillería, los carros de combate y la aviación. Fue un ataque sorpresa masivo, en un frente de más de 300 kilómetros, desde el Pirineo hasta Montalbán. El ataque desmoronó y puso en fuga al ejército republicano.

Su penetración culminó el día 14, tras un avance de casi 100 kilómetros en cinco días, con la toma de Calanda y Alcañiz. Ampliada el día 16 con la toma de Castelserás y el 17 con la entrada de los nacionales en Caspe y Alcorisa.

UNIDADES CONTENDIENTES

El 9 de marzo de 1938, el general Yagüe, al mando del Cuerpo de Ejército Marroquí, con el apoyo aéreo de la Legión Cóndor alemana, atacó en la zona de Belchite. A su derecha la división de Caballería de Monasterio y la Agrupación García Valiño como enlace del CTV italiano Allí se encontraron con la resistencia inicial de las poderosas brigadas internacionales Lincoln – Washington y MacKenzie – Papineau.

general-yague

General Yagüe

Al día siguiente por la tarde, ocuparon la emblemática plaza de Belchite y se lanzaron a la persecución de los internacionales que huyeron en desbandada. En pocos días ocuparon, a gran velocidad y sin ninguna resistencia Escatrón Híjar y La Puebla de Híjar. Bordeando la derecha del Ebro, llegaron a las inmediaciones de Caspe, donde se les opuso una tenaz resistencia. El 17 ocupaban la capital del Aragón Republicano.

5-tanque-ruso-destrozado

Blindado destruido

El CTV italiano (Corpo di Truppe Volontarie) al mando del General Berti, estuvo en el centro de la operación, llevada a cabo en el sur del Ebro. Inició su ataque en Rudilla el mismo día 9 de marzo. Los italianos salvaron, con facilidad, la frágil resistencia opuesta por los republicanos. Siguieron por Ariño, Andorra y Calanda hasta rebasar Alcañiz. Fueron apoyados desde el aire por su propia Aviazione Legionaria, que bombardeó y ametralló, a mansalva, el frente y la retaguardia republicanos. Esta operación fue, seguramente, la más brillante de las realizadas por los “legionarios” italianos durante toda la guerra.

Frente a los italianos estaba el XII Cuerpo de Ejército de los republicanos, prácticamente desaparecido en Rudilla, cuyos mandos fueron apresados en Alcañiz. El XII Cuerpo de Ejército, que estaba dirigido por el General Juan Ibarrola, en el Bajo Aragón estaba nutrido básicamente por milicianos de las columnas anarquistas y de Esquerra Republicana que ocuparon el bajo Aragón al principio de la guerra. Las antiguas columnas ya habían sido reconvertidas en ejército regular. Situación que los milicianos nunca aceptaron de buena gana y perseveraron en sus viejos defectos de indisciplina y oposición al mando jerarquizado. Además. La rivalidad entre anarquistas y comunistas, les creó dificultades para disponer del moderno armamento que llegaba de la Unión Soviética.

2-asalto-a-una-posicion

Asaltando una posición

 

3-caballeria-de-monasterio

Caballeria de Monasterio

A derecha de los italianos operó el General Antonio Aranda al mando del Cuerpo de Ejército de Galicia, con la 4ª de Navarra. El día 9 inició una operación envolvente cerca de Vivel del Rio en la zona de Montalbán- Utrillas. Ocupó, al asalto Las Coronas por la intrincada zona de Valdeconejos y Escucha. El día 13 entró en Montalbán y Utrillas y el 17 de marzo ocupó Alcorisa. Contó con el apoyo aéreo de la aviación nacional.

1-antonio-aranda

General Antonio Aranda

Tuvieron en frente al ya mencionado XII Cuerpo de Ejército de Ibarrola, que opuso mayor resistencia que en otros sectores del frente, amparándose en lo abrupto del terreno. Pero tuvo que ceder ante la presión de los nacionales y detuvo su huida en la carretera de Alcorisa- Mas de las Matas.Al norte del Ebro, la operación se inició más tarde. El 22 de marzo, coincidiendo con la segunda fase de la ofensiva del sur, los generales Solchaga y Moscardó iniciaron un ataque que les llevaría en pocos días a la conquista de Fraga y Lérida.

PESIMISMO, DESALIENTO Y DESBANDADA DE FUGITIVOS

Tras la derrota en Teruel y, ante el impulso de la ofensiva de Aragón, las deserciones de los antiguos milicianos se multiplicaron. Un pastor de Monroyo, Domingo Castillo Cazcarra, que vivía en el Mas d’en Peris, cerca de la carretera de Morella, lo cuenta así en sus memorias inéditas:

6-soldados-del-ctv-entrando-por-la-calle-mayor-de-alcaniz

Soldados del CTV italiano entrando en Alcañiz

Los primeros días de marzo bombardearon Alcañiz y el día 12, por la tarde, estaba con las ovejas en la dehesa. Oí un bombardeo a lo lejos y luego tres aviones que iban hacia Mallorca. Habían bombardeado Alcorisa. Cuando llegué a casa vi en la puerta a varios hombres que hablaban en castellano. Eran diez o doce soldados que renegaban y decían cómo avanzaban los fascistas y que, el día anterior, iban más de cien aviones bombardeando y ametrallando. Que aquello no se podía resistir y se iban para casa. Uno, que iba armado, decía que llevaba el cargador puesto, por si alguien pretendía hacerle regresar al frente –eran voluntarios de primera hora y uno de ellos dijo:

7-garcia-valino-con-los-presos-liberados-de-valmuel

García Valiño con los presos liberados de Valmuel

Sí, yo mismo era uno de esos y pensaba que la guerra era otra cosa. Al principio iba bien, pero ahora esto no se puede aguantar. Mi padre le espetó: Pues ya ves lo que es una guerra ¿Os creíais que era ir de fiesta o qué? –

Esta escena se repitió con mucha frecuencia en los días siguientes. Y no es de extrañar que los soldados huyesen desmoralizados en aquella situación. Hacía ya mucho tiempo que las propias autoridades republicanas demostraban poca confianza en la victoria de sus tropas.

Aunque lo que voy a relatar no tiene relación inmediata con los bombardeos, por haber ocurrido cuatro meses antes, sí que la tiene en el proceso de desmoralización de la tropa. El mismo pastor relata un hecho curioso, cuya certeza no he podido constatar en otros textos:

Sería a finales de noviembre de 1937 (ocurrió el 31-11-1937) cuando una tarde, mientras guardaba las ovejas, vi que pasaban muchos camiones y coches en dirección a Alcañiz. Ya era de noche y continuaban pasando. Después de cenar, mi padre y yo fuimos a la casilla a ver si el caminero sabía el motivo de tanto movimiento, pero no sabía nada. Mientras estuvimos allí, los coches no dejaron de pasar y nos fuimos a dormir. Dos días más tarde supimos que el gobierno se había trasladado de Valencia a Barcelona. Un fuerte temporal de lluvia, había provocado una gran crecida del Ebro, que impedía el paso por los puentes de Amposta y Tortosa. En Vinaroz, tuvieron que desviar su ruta por Morella, Monroyo y las Ventas de Valdealgorfa para cruzar el Ebro en Mora y seguir su camino hacia Tarragona y Barcelona.

El gobierno había buscado una situación ventajosa para su eventual huida a Francia que se materializó un año más tarde.

Los comisarios políticos de las unidades destrozadas perdieron el control de los fugitivos y la desbandada se convirtió en el mayor problema de los mandos supervivientes. Según el historiador J. Zugazagoitia, Vicente Rojo, Jefe del Estado Mayor del ejército republicano propuso:

que el gobernador general de Aragón dé una orden para procurar la recuperación del personal huido a través del campo, y que se ampara en los pueblos, imponiendo a las autoridades locales el deber de entregarlos a la autoridad militar más próxima, y que ésta autoridad militar, con sus medios, asegurara su recuperación.

Además ordenó el desarme de todas las tropas desmoralizadas y su envío, con sus jefes, a Belmonte, La Cerollera y Ráfales.

CERRANDO BRECHAS

Los nacionales, una vez alcanzada la línea del Guadalope, y conquistadas Alcorisa, Calanda, Alcañiz y Caspe, se tomaron un respiro, que permitió a Vicente Rojo reordenar sus líneas defensivas. Para ello no pudo contar con las unidades destrozadas del anterior frente de Aragón y trajo, a la desesperada, las unidades de élite del ejército republicano: El V Cuerpo de Ejército de Líster y la 3ª Divisíón de Tagüeña, ambos bajo el mando del prestigioso general republicano Juan Modesto.8-mapa-001

En sus memorias, Líster lo cuenta así:

…Rojo había llegado a Alcañiz y tomado personalmente la dirección de las operaciones. Al día siguiente, 13, recibí la orden de poner la División en marcha hacia Alcañiz y de presentarme yo mismo a Rojo, en ese lugar, lo más rápidamente posible (Líster se hallaba en las inmediaciones de Sagunto). A las diez de la noche del 13 al 14 llegué al Estado Mayor del XVIII Cuerpo, establecido en Alcañiz. El estado en que encontré al jefe de ese Cuerpo, coronel Heredia, y a su Estado Mayor, no podía ser más lamentable. A mis preguntas respondieron que no sabían por dónde iba el frente, ni dónde estaban sus fuerzas y las del enemigo. Que lo único que sabían es que éste había ocupado Calanda ese mismo día. Me indicaron dónde podía encontrar a Rojo, no lejos de allí, en una casa a la orilla de la carretera de Alcañiz a Morella. Me trasladé a ese lugar y Rojo me puso al corriente de la situación, tal como él la conocía, de la conclusión a la que él llegaba y de sus planes. En su opinión, una de las direcciones más peligrosas de la ofensiva era Alcañiz- Valderrobres- Tortosa…dentro de su plan, la misión de la 11 División era hacer de Alcañiz, y al norte y al sur de él, un fuerte centro de resistencia primero, y luego el punto de partida del contrataque. Añadió que al amanecer iríamos los dos a ver, sobre el terreno, los lugares principales de esa defensa. Después me mandó a descansar un poco hasta la hora de salir hacia Alcañiz. Un par de horas más tarde – cuatro de la madrugada – Rojo me despertó y me dijo que ya no hacía falta reconocimiento de ningún terreno por Alcañiz, pues estaban tocando las campanas de las iglesias, lo que quería decir que el enemigo lo había tomado…

Tagüeña, con la unidad bajo su mando, estaba en las inmediaciones de Madrid. Recibió la orden de trasladarse a Villarluengo pero, a su tardía llegada, tuvo que situarse en la línea defensiva de Mas de las Matas- Monroyo y entró en combate en plena batalla de La Codoñera el día 19 de marzo. Pero eso lo contaré en mi próximo escrito.

4-mapa-de-la1a-fase-de-la-batalla-de-aragon

Mapa del desarrollo de la 1ª fase de la Ofensiva de Aragón

 

BIBLIOGRAFÍA

BEL, Pedro J. “La casa del Sabinet. Historia de una familia de derechas”. Barcelona: Autoedición, 2007.

 

http://books.google.es/books?id=hPt_Nwq05lsC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

 

GARCÍA-VALIÑO Y MARCÉN, Rafael. “Guerra de liberación española (1938-1939)”. Madrid: Imprenta Biosca, 1949

LÍSTER, Enrique. “Nuestra Guerra. Memorias de un luchador”: Zaragoza: Ediciones Silente, 2007.

 

MALDONADO, José María. Aragón bajo las bombas. Zaragoza: Gobierno de Aragón (2009)

ROVIGHI, Alberto y STEFANI, Filippo. “La partecipazione italiana alla guerra civile spagnola“, vol. II Roma: Ufficio Storico dello SME, (1993).

SANZ PARERA, Miguel. “De Alcañiz a Morella (Marzo de 1938)”, Alcañiz: ICBA, 2004.

 

SOLANO SANMIGUEL, Valentín. “Guerra civil en Aragón” Tomo III, Cuarte de Huerva (Zaragoza): Editorial Delsán, 2006.

 

TAGÜEÑA LACORTE, Manuel. “Testimonio de dos guerras”. S.A.Barcelona: Editorial Planeta, 2005.

 

 

 

 

Anuncios

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s