EDAD CONTEMPORÁNEA

Guerra en el Bajo Aragón (1): El bombardeo de Alcañiz (3-3-1938)

Tras el enorme desgaste sufrido por el ejército republicano en las batallas de Belchite y Teruel, el bombardeo de Alcañiz fue el presagio de la Batalla de Aragón. Con su desarrollo, todo el territorio del antiguo reino quedó bajo el dominio franquista y, con la llegada de los nacionales al mediterráneo, el territorio republicano quedó partido en dos. El Bajo Aragón fue el principal escenario de esta fase de la guerra. La tierra bajo-aragonesa y su gente sufrieron gravísimos perjuicios en vidas y haciendas.

1-casco-urbano-de-alcaniz

Casco urbano de Alcañiz, objeto de bombardeo

 

EL BOMBARDEO

El tres de marzo de 1938 a las 16 horas y 9 minutos, tres escuadrillas, de 5 aviones cada una, descargaron diez toneladas de bombas sobre el casco urbano de Alcañiz. Los aparatos, encuadrados en la Aviación Legionaria Italiana al servicio de los nacionales, procedían de la base de Logroño con la orden concreta de bombardear la capital del Bajo Aragón.

2-bombardeo-de-alcaniz

Bombardeo de 3-3-1938

Su recorrido y descargas mortíferas se iniciaron en las carreteras de Zaragoza y de la Estación, siguiendo por La Glorieta, Muro de Santiago y calles adyacentes a la Calle Mayor, Cuartelillo, Escolapios y Plaza del Mercado. También cayeron bombas por el Corcho y la Carretera Nueva. Prácticamente todo el casco urbano de la ciudad se vio afectado.

 

Aquel año había una extraordinaria cosecha de olivas, que aún se estaban recogiendo en el campo. Por esa razón, muchos adultos se libraron del peligro por estar en el campo, pero los niños y los abuelos estaban en la ciudad. Era jueves y, por la tarde, no había clase. Había muchos niños de recreo con sus maestros en El Cuartelillo y otros muchos con sus abuelos en La Glorieta. Jugaban o presenciaban ejercicios de instrucción militar, que grupos de soldados realizaban en ambos lugares de recreo.

5-mujeres-lavando-en-el-rio

Mujeres lavando en el río

Había muchas mujeres lavando ropa y cacharros de cocina en las orillas del río, cerca del puente. En la Plaza del Mercado, un camión cargado de bidones de gasolina fue alcanzado e incendiado por una bomba.

 

José María Maldonado, en su magnífico libro “Alcañiz, 1938. El bombardeo olvidado” relata el suceso y lo explica con minucioso detalle.

Recoge la escasa documentación existente sobre los hechos y trascribe, con un realismo dramático, los testimonios vivos de muchísimas personas que sufrieron aquella amarga experiencia. Por Maldonado hemos podido conocer un trascendente episodio bélico, ocurrido en el Bajo Aragón, que había sido deliberadamente ignorado y ocultado por ambos bandos.

4-la-glorieta

Parque de la Glorieta

La masacre fue espeluznante. No se conoce el número exacto de víctimas pero se calcula que hubo entre 250 y 500 muertos y cientos de heridos. Buena parte de ellos eran niños que estaban de recreo, así como muchas mujeres que estaban lavando en el rio o al cuidado de los niños. El incendio del camión de gasolina provocó que, en la plaza del mercado, los cuerpos de muchas víctimas desapareciesen fundidos por la intensidad del fuego. La explosión y el incendio arrasaron  el entorno del antiguo mercado.

 

Según los testigos, aunque no hay documentación que lo certifique, varios cazas acompañaron a los bombarderos y ametrallaron a la gente que se encontraba en las calles. El ametrallamiento afectó especialmente a las concentraciones de soldados que estaban haciendo ejercicios de instrucción y a sus espectadores. Aparte de los fallecidos civiles hubo una notable cantidad de militares muertos.

3-el-cuartelillo-en-dia-festivo

El Cuartelillo en fiestas

Las alarmas, instaladas para avisar a la población, no sonaron y los viandantes no tuvieron tiempo de acceder a los numerosos refugios antiaéreos existentes en la ciudad. Se ignora si el fallo fue causado por problemas mecánicos o fue por negligencia de los soldados encargados del servicio.

 

Alcañiz contaba entonces con 9.000 habitantes civiles a los que hay que añadir una población flotante de 3.000 personas más, casi todos militares. Hubo también, entre los muertos, vecinos de los pueblos de la comarca, que estaban de compras en Alcañiz y mozos que habían sido movilizados y se inscribían, aquel día, en las oficinas de reclutamiento.

ÁMBITO Y CIRCUNTANCIAS

El bombardeo de Alcañiz es un hecho inconcebible para nuestra sensibilidad actual. Sólo la crueldad demostrada y sus resultados catastróficos destacan al bombardeo de Alcañiz sobre muchos otros, del mismo tipo, llevados a cabo por las fuerzas aéreas de ambos bandos. Pero, en aquella fase de la contienda, los más dañinos y contundentes fueron ocasionados por la aviación franquista.

6-efectos-del-bombardeo

Daños en edificios

Alcañiz era un objetivo de primer orden. Importante nudo de comunicaciones. Capital comercial y administrativa de una amplia comarca. La ciudad más poblada del Bajo Aragón. Allí tenían su sede los mandos y el estado mayor de los XII y XIII Cuerpo de Ejército republicanos y, esporádicamente, de otras unidades. En sus cercanías había dos aeródromos militares: el de El Plano y el de Puigmoreno, ambos operativos.

 

En previsión de probables bombardeos, la ciudad se había dotado de una amplia red de refugios antiaéreos, eso significa que la probabilidad de bombardeo no estaba descartada. Había planes y normas municipales sobre el modo de actuar de la población civil y, hasta los niños de las escuelas, recibían formación para protegerse de un probable ataque aéreo.

10-refugio

Refugio antiaéreo de Alcañiz

A mi entender el motivo básico del bombardeo de Alcañíz fue de guerra psicológica. El pánico de la población civil y de los militares mengua su capacidad de resistencia ante un ataque inminente, como el que se estaba preparando en aquellas fechas. No cabe duda que el bombardeo de Alcañiz aumentó, de manera notable, la desmoralización que progresivamente había minado el entusiasmo inicial de los milicianos y del ejército republicano, que operaban en el Bajo Aragón.

 

NUEVAS TÁCTICAS MILITARES

El bombardeo de Alcañiz no fue una novedad en el Bajo Aragón. En julio del 36 y en noviembre del 37, los alrededores de la ciudad ya habían sido bombardeados. Durante el mes de noviembre del 37 se contabilizaron 44 bombardeos esporádicos sobre pueblos de Aragón. De ellos, 14 realizados por la aviación republicana y 30 por los franquistas: Bujaraloz, Barbastro, Moneva, Angüés, Azaila, Montalbán, Sariñena, Grañén, Monzón, Caspe y Alcañiz, fueron objeto de estos ataques y alguno de esos pueblos en más de una ocasión. El propio José María Maldonado, en otro de sus libros, “Aragón bajo las bombas”, estudia y nos da a conocer, ampliamente, todos estos hechos.

8-rescatando-supervivientes

Rescate de víctimas

Muchos historiadores consideran el bombardeo del 3 de marzo de 1938, sobre Alcañiz, como el primer acto, de un ensayo de nueva estrategia militar, conocida más tarde como el Blitzkrieg o Guerra relámpago. Esa estrategia sería utilizada, poco tiempo después, por el ejército nazi en sus rápidas victorias iniciales sobre: Polonia (atacada en septiembre de 1939), Dinamarca (abril de 1940), Noruega (abril de 1940), Bélgica (mayo de 1940), los Países Bajos (mayo de 1940), Luxemburgo (mayo de 1940), Francia (mayo de 1940), Yugoslavia (abril de 1941) y Grecia (abril de 1941).

 

La estrategia del Blitzkrieg consiste en realizar previamente un bombardeo aéreo devastador, que cause pánico y desmoralice al enemigo. En la primera fase, después del bombardeo inicial, se irrumpe en el frente con el uso masivo de fuerzas terrestres móviles y aéreas que atacan por sorpresa y con gran velocidad. Eso impide que el enemigo pueda reaccionar y organizarse para llevar a cabo una defensa coherente y efectiva. En estas condiciones se lleva a cabo una profunda penetración, en cuña, por los puntos más débiles de las líneas enemigas.

7-el-corcho-y-portal-de-loreto

El Corcho y Portal de Loreto

En la segunda fase, las cuñas se amplían por las alas o se expanden desde su vértice por detrás la retaguardia enemiga. En el segundo caso se crean bolsas de territorio cercado, donde queda atrapado el enemigo, facilitando la captura de muchos prisioneros de guerra y de todo su armamento, municiones y suministros.

 

EXPERIMENTOS EN EL BAJO ARAGÓN

Durante la revolución anarquista y la guerra civil, el Bajo Aragón sirvió como cobaya para dos experimentos que costaron muchas vidas y mucho sufrimiento a la población civil: la colectivización forzada mediante fusilamientos masivos y destrucción de patrimonio artístico y cultural; la guerra relámpago que sembró de muerte y destrucción en los campos, las ciudades y los pueblos del Bajo Aragón.

Después llegó la represión, el exilio de muchos, la brutal actuación de los maquis y su cruda erradicación. Episodios tristes, de los que me iré ocupando sucesivamente en el futuro.

 

BIBLIOGRAFÍA

MALDONADO, José María. Alcañiz, 1938. El bombardeo olvidado. Zaragoza: Institución Fernando el Católico (2003)

MALDONADO, José María. Aragón bajo las bombas. Zaragoza: Gobierno de Aragón (2009)

ROVIGHI, Alberto y STEFANI, Filippo. “La partecipazione italiana alla guerra civile spagnola“, vol. II Roma: Ufficio Storico dello SME, (1993).

PEDRIALI, Ferdinando. “Guerra di Spagna e aviazione italiana“. Roma: Ufficio Storico dell’AMI (1992)

 

Anuncios

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s