EDAD MODERNA

La mala vida (1): Estatutos y Ordinationes (1614)

En la biblioteca de la Universidad de Harvard guardan un curioso documento notarial, fechado en Fórnoles el 21 de marzo de 1614. Se titula: “Estatutos y Hordinationes, hechas y hordenadas por los Justicia, Jurados y Vniuersidad de la villa de Fornoles. Civiles y criminales”.  Se trata de un auténtico código penal, donde se describen y castigan las conductas delictivas de los habitantes de la villa. Este tipo de legislación debió de existir en todas las villas del Bajo Aragón, porque entre los documentos del desaparecido “Cartulario de Monroyo” también había unos estatutos de fecha cercana, algo posterior, a la del documento objeto de este escrito. En aquellos tiempos, era el propio pueblo, reunido en asamblea, quien establecía las penas con las que castigar los comportamientos delictivos. Estas penas iban desde la ejecución en la horca, pasando por la vergüenza pública en el pelleric, hasta multas más o menos cuantiosas, según el delito o falta cometida.

1- Estatutos 1614

Estatutos de Fórnoles, 1614

 

ASAMBLEA LEGISLATIVA POPULAR

El documento es un acta notarial donde explica que, los vecinos de Fórnoles fueron convocados en la plaza, mediante pregón público, para aprobar los estatutos que regularían sus relaciones entre ellos. De esta asamblea salió aprobado un estatuto municipal, que es un auténtico código penal, impensable en los tiempos actuales. La villa, recién estrenada su liberación del “yugo” de los de Peñarroya (1613), ejerció sus flamantes nuevos derechos.

pregon del mercado medieval vitoria 23-09-11 igor aizpuru

pregon del mercado medieval

El documento contiene la relación nominal de los vecinos asistentes a la asamblea. Es curioso comprobar que la mayor parte de los apellidos se han conservado y transmitido a los actuales habitantes y/o nativos de Fórnoles. El documento se aprueba por unanimidad y entra en vigor desde el mismo momento de su aprobación. La descripción de los delitos y las penas aplicables va siempre precedida de una explicación sobre las virtudes del bien que se pretende proteger. Esto nos permite conocer la escala de valores, vigente en la sociedad bajo-aragonesa de principios del siglo XVII.

Sorprende la autonomía de que disfrutaban los municipios, por pequeños que fuesen, para ejercer los tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) con la autonomía que demuestra este documento. Claro que el Justicia, titular de los tres poderes, era nombrado a dedo por el señor feudal de turno. En este caso el Comendador Calatravo de Alcañiz. Y, para asuntos importantes como éste, era refrendado por la asamblea general de todo el pueblo reunido en la plaza.

3 -La Plaza de Fórnoles

La Plaza de Fórnoles

El documento, aparte de la introducción, se divide en dos partes: el Estatuto Criminal y el Estatuto Civil.

En el Estatuto criminal, los delitos tipificados eran más o menos los que se penalizan actualmente, pero las penas aplicadas eran incomparablemente mucho más duras y violentas. El propio Justicia local sentenciaba al culpable y ordenaba la ejecución de la pena impuesta en el mismo pueblo. Hago un extracto literal de lo que me parece más interesante del documento.

 

SE CASTIGABA CON PENA DE MUERTE EN LA HORCA DE LA PLAZA A:

Cualquier persona, o personas, de cualquier naturaleza, estado, grado y condición, que dentro de la villa y en sus términos cometiera algún delito de resistencia contra el Justicia, Jurados, almutazafes o guardas e incluso contra cualquiera de otros oficiales en ejercicio, o no, de su función.

4 -Resistencia a la autoridad

Resistencia a la autoridad

Cualquier persona, o personas, de cualquier naturaleza, estado o condición que, dentro de la villa o en las masadas de su término, asaltara violentamente, a mano armada, alguna casa o masada, o prendiera fuego a alguna de ellas.

Cualquier persona, o personas, que dentro de la villa o sus términos, sedujeran, juntaran, alborotaran, amotinaran o sublevaran el pueblo, por cuya causa se produjera algún escándalo. Y así también por  las rebeliones y motines.

5 -Ladrones

Ladornes

Quien acepte recibir acoger o cobijar a hombres de mala vida, como rufianes, homicidas, bandoleros, vagabundos, alcahuetes, delincuentes y gente facinerosa. Ni a otros hombres y personas desterradas o condenadas a muerte u otro castigo corporal. Y quien obrase en contrario incurrirá en multa de doscientos sueldos jaqueses. Y si estando en su casa, o saliendo de ella, cometieren algún delito o crimen, caerá el protector en la misma pena, oyendo primero sus razones, para determinar si es culpable o no.

Cualquier persona de la dicha villa, que cometiera crimen de homicidio o diera bebida envenenada o hierbas venenosas. O mutilase algún miembro o desafiara a otro. O cometiera alguno de los crímenes y delitos especificados en el fuero de Calatayud, bajo el título de homicidio.

Cualquier persona y vecino de la villa que raptara, hurtara o forzara a alguna mujer, doncella virgen o casada y la violara o adulterara. O se la llevara a la fuerza para contraer matrimonio o conocerla carnalmente, tanto si es de noche como si es de día.

Cualquier persona de la dicha villa que hurtara o robara algún bien de los demás, tanto en las casas como en los caminos, en poblado o despoblado, de noche o de día. Tanto gallinas como ganados, grandes o pequeños, o crestara vasos de abejas. O anduvieren en cuadrilla con ladrones o salteadores de caminos. U obligasen a que se les diese de comer o se lo tomasen por la fuerza, siendo ladrones famosos. Ipso facto incurrirán en pena de muerte. Y a los demás, azotes por cada vez, a no ser que sean marcados o públicos ladrones, a criterio del Concejo.

6 -Incendiarios

Incendiarios

Cualquier persona o personas, vecinos de la citada villa, que quebrantaren la paz o treguas firmadas, con documento o ante testigos, y en poder del Justicia y conforme al fuero. Y los que actuaran a favor y proporcionaran ayuda a los quebrantadores y malhechores.

Cualquier persona o personas que amenazaran a algún oficial o al Concejo o a las personas particulares. Los tuviesen oprimidos y amenazados. Los que les obligasen a entregar dinero, comida u otras provisiones, o se las quitasen por la fuerza. U ofrecieran resistencia cualificada contra un oficial, ejerciendo éste su función conforme a fuero. Y los que disparasen a otro con algún arcabuz, pedreñal, ballesta o escopeta. Quien los hiriese o matase tanto con saeta, lanza o dardo, como quien lo hiciera con espada, daga, puñal o cualquier otro tipo de arma. Y los que cometieren homicidio con premeditación. El que lo hiciere a traición, tanto en poblado como en despoblado, de noche o de día. Y los que lo hicieran, o lo mandaran hacer, y diesen consejo, favor y ayuda para cometer cualquiera de los delitos arriba nombrados.

7 -Asesinatos

Asesinatos

Cualquier vecino o habitante de la dicha villa de Fórnoles, tanto hombres como mujeres, que cometieren, perpetraren o hicieren cometer un crimen de homicidio natural o a cuchilladas. O indujeran, mandaran o consintieran hacerlo a otros con armas, con derramamiento de sangre o mutilación de miembros. O dieran ponzoña, o veneno, o hierbas mortíferas, o palos.

 

SE CASTIGABA, CON PENAS MENORES PERO MUY VIOLENTAS, A:

Cualquier persona, vecino y habitante de la villa, de quien se descubra que tiene alguna mujer escondida, o públicamente, a ganancia. O que esté amancebado o amigado, presumiendo de ello públicamente. O los que pongan, junto a puerta o ventana, cuernos, huesos u otras señales de suciedades e inmundicias. O quienes pongan escritos o hagan músicas y canciones deshonestas. Y los que en horas intempestivas, sin motivo ni causa, molesten en las puertas de alguna casa contra la voluntad de sus dueños. Los que den alaridos, gritos y palabras deshonestas y perjudiciales para la honra de nadie. Los tales delincuentes, incurrirán en la pena de expulsión de los lugares públicos de la villa y serán desterrados de ella y de sus términos, durante el tiempo que al Concejo le pareciere.

Cualquier persona de la dicha villa que arrancara fitas y mojones, o deshiciere cruces, raya o señales de fincas y partidas, o caminos, sendas y pasos comunes, locales y generales, en el término de la villa. Por la primera vez, multa de sesenta sueldos, por la segunda destierro del término y por la tercera cortarle la mano. Y cada vez tendrá que pagar las costas.

8 -Motines (Goya, Lucha contra los mamelucos)

Motines (Goya, Lucha contra los mamelucos)

También establecemos y ordenamos que, si piden colaboración y ayuda, tanto el Justicia y su sustituto como los Jurados y cualquier otro oficial de la villa, actuales y futuros, para ayudar al Rey conjunta o individualmente, los vecinos de la villa, atendiendo al llamamiento deberán seguir, acompañar y favorecer con sus armas, o como mejor puedan, al dicho Justicia, Jurados y otros oficiales, bajo pena de multa de veinte sueldos cada vez, y por cada uno, que se niegue a favorecer y seguir la voz del Rey. O diez días en la cárcel común de la dicha villa, a decisión del Concejo.

 

COMPETENCIAS Y NORMAS PROCESALES

También establecemos y ordenamos, que el procurador de los Jurados, Concejo y Universidad de Fórnoles, el actual y sus sucesores, de presente y para siempre, sea parte legítima para acusar en todos y cada uno de los delitos crímenes y abusos, antedichos e infrascritos, contenidos en estos Estatutos y Ordenaciones… como parte interesada o sin interés, hasta la sentencia definitiva y la ejecución de la misma inclusive.

9 -Ahorcamiento (Caprichos de Goya)

Ahorcamiento (Caprichos de Goya)

También establecemos y ordenamos, que todos los vecinos y habitantes de la villa de Fórnoles, quienes lo son ahora y quienes lo serán en el futuro, tanto hombres como mujeres, puedan ser y sean admitidos como testigos para probar los citados crímenes, excesos y delitos, y las otras cosas contenidas en los presentes Estatutos.

También establecemos y ordenamos que el Justicia, Jurados y el Concejo Secreto, en mayoría, puedan recibir información secreta contra cualquier delincuente que cometiere alguno de los delitos, crímenes y excesos contenidos en los presentes Estatutos.

10 -Cárcel de Fórnoles

Cárcel de Fórnoles

Una vez probado, legítima y claramente, el crimen o delito, el Justicia podrá condenar a los delincuentes con la pena, que fuere de justicia aplicar y merecieren por  el  delito cometido. Y ejecutar la sentencia desaforadamente. Salvo que estuviese en desacuerdo con cualquier fuero, derecho, observancia, uso o costumbre del presente Reino de Aragón u otras normas.

Y ya está bien por hoy. No quiero agotar la paciencia de mis lectores. En el próximo escrito trataré la parte Civil del Estatuto.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

HARVARD LIBRARY (Cambridge- Massachusetts- USA) (Copia notarial de 1614 de los “Estatutos y Hordenationes hechas y hordenadas por los Justicia, Jurados, Concejo y Vniuersidad de la villa de Fornoles. Ciuiles y criminales, delitos conforme a fuero, y delitos desaforados. Hecho y hordenados a 21 de Marzo de 1614. Loados por el  tiniente de Alcayde de Monroyo y otros”).

http://iiif.lib.harvard.edu/manifests/view/drs:19768130$1i

 

Anuncios

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s