EDAD CONTEMPORÁNEA

La derecha del Bajo Aragón fugitiva: la ruta de Cambriles (1936-1938)

Ante la fuerza arrolladora de las columnas procedentes de Cataluña, los falangistas del Bajo Aragón, que tenían información privilegiada e instrucciones concretas, se replegaron hacia Zaragoza sin presentar batalla. La ocupación de los pueblos y la férrea vigilancia organizada por los milicianos impermeabilizó las líneas del frente y dificultó, a los perseguidos, el paso hacia la zona dominada por los nacionales. La ruta abierta por los refugiados-fugitivos de Cambriles, en septiembre del 37, facilitó la huida de varios centenares de bajo-aragoneses en peligro.

LA FUGA- REPLIEGUE DE LOS FALANGISTAS

Desde su fundación la falange tuvo, en Alcañiz y en los pueblos más grandes del Bajo Aragón, un núcleo importante de afiliados. Importante, no por su número pero sí por su cualificación y disciplina. El propio fundador, José Antonio Primo de Rivera, el 5 de enero de 1936, había presidido un mitin en Alcañiz y provocado un incidente de orden público, que terminó con la intervención de la Guardia Civil.

0- José Antonio Primo de Rivera. Mitin en Alcañiz (5-1-1936)

José Antonio Primo de Rivera. Mitin en Alcañiz (5-1-1936)

En la Falange militaban jóvenes estudiantes y profesionales, así como algunos labradores de Alcañiz, Calanda, Alcorisa, Mas de las Matas, Castelserás, Calaceite, Valderrobres y Castellote. Por referencias directas sé de funcionarios y asimilados comprometidos en falange de pueblos más pequeños, como el secretario de Santolea José Vivas, el cura de Monroyo o los recaudadores de Fórnoles, Francisco y Ángel Aguar. Todos ellos recibieron orden de replegarse para defender Zaragoza y lo hicieron, dejando la defensa de los pueblos en manos de la Guardia Civil y de derechistas menos comprometidos.

En algún caso, como el del convento del Olivar de Estercuel, falangistas fugitivos de Alcorisa avisaron del peligro a los frailes. Estos organizaron “in extremis”,  la huida de un numeroso grupo de frailes jóvenes y postulantes que salvaron su vida. Los viejos, más lentos, no llegaron a tiempo y fueron detenidos y fusilados en distintos pueblos del Bajo Aragón.

 

LA RUTA DE CAMBRILES

Hubo numerosos intentos de fuga individual por la zona de Muniesa y Belchite con más fracasos que éxitos y por la zona de Vivel del Río, con más éxitos que fracasos.  Ramón Salesa, “el Montorino” de Las cuevas de Cañart, consiguió huir por la segunda zona y dio parte de la existencia de los refugiados de Cambriles en la Capitanía General de Zaragoza, que organizó un plan para facilitar su fuga hacia zona nacional. En esta ruta no participó ningún falangista. Hacía tiempo que todos ellos estaban a salvo en Zaragoza.

1- Feliciano Pedro

Feliciano Pedro

Se encargó la misión a Feliciano Pedro Pérez, un audaz albañil de Hinojosa de Jarque, que actuaba como  espía de los nacionales en territorio republicano. Un cuñado de Feliciano conducía el camión del comité de Hinojosa y, unos días antes del ataque a Teruel, le informó  de haber visto, en Gandesa, cómo cargaban 30.000 raciones de rancho frío, destinado a Teruel, para el ataque que estaban preparando los republicanos. Feliciano pasó el frente andando y lo comunicó a los mandos nacionales en el Cuartel General de Calamocha. Ellos no dieron importancia a la información de Feliciano. Tres días más tarde se producía, por sorpresa, el ataque republicano que costó a los nacionales la pérdida de Teruel.

Feliciano se presentó en la Masía del Higueral con cartas que acreditaban su condición y el masovero lo llevó a Cambriles la noche del 17 de septiembre de 1937.

La última acta de la Sociedad Secreta La Caverna recoge el acuerdo, por unanimidad de todos los socios, de aceptar las condiciones de Feliciano. Se disolvía la sociedad, se ordenaba la futura liquidación de la misma y se acordaba entregar toda la documentación, para su custodia, a Isidoro Folch el masovero del Higueral.

Las memorias escritas por Manolo Bel y Manuel López Aguilar nos permiten conocer el itinerario recorrido, las etapas, los lugares de ocultación y el paso clandestino del frente por las dos primeras expediciones, con toda clase de incidencias y detalles. La privilegiada memoria viva de un anciano de 98 años, que no me permite publicar su nombre, me ha dado la oportunidad conocer “in situ” y , en su compañía, recorrer los caminos de la fuga y obtener fotografías de los refugios utilizados en cada etapa. Y, además, conseguir el retrato de Feliciano Pedro, el guía.

1b-Sebastián Gil, con su mujer

Sebastián Gil, con su mujer

Mi emérito confidente, con dieciocho años, participó como fugitivo, a mediados de noviembre del 37, en una de las expediciones. Acompañado por siete de sus amigos de Mas de las Matas y su propio padre, todos ellos en peligro. Expedición que no salió de Cambriles sino del cercano Mas del Topo, pero utilizó los mismos guías, las mismas etapas y los mismos refugios. En la primera etapa de esta fuga les sirvió como guía Sebastián Gil de Santolea.

A las etapas finales de esta ruta solían confluir refugiados de otras procedencias, que se incorporaban a los grupos salidos de Cambriles y sus aledaños. A la expedición de mi confidente se incorporaron, en Hinojosa, el abogado alcorisano D. Pompeyo Palomo y una sobrina suya, que habían permanecido escondidos en masicos de Alcorisa. Así como un fugitivo de Berge y otro de Foz Calanda.

LA RUTA CREADA PARA LOS DE CAMBRILES

Por razones de seguridad, al tratarse de un colectivo numeroso, los de Cambriles formaron tres grupos que saldrían en sucesivas expediciones:

El primero lo formaron los cuatro refugiados de Fórnoles, los tres de Mas de las Matas y los dos de Alcorisa. Salieron de Cambriles el 19 de septiembre, la noche del 22 al 23 pasaron el frente y llegaron a Zaragoza el 24 a mediodía.

2- Entre Cambriles y La Cañadilla

Entre Cambriles y La Cañadilla

El segundo grupo, formado por los tres de Dos Torres, los tres de Mirambel, Fidel Ayora de Tronchón y Francisco Herrero de Las Cuevas de Cañart, salió el 20 y llegó a Zaragoza el día 25.

La tercera expedición estuvo formada por los cinco refugiados de Ladruñán. Salió de Cambriles el 23 y el día 28 los veintidós refugiados de La Caverna estaban a salvo en la capital de Aragón.

 

ITINERARIO, REFUGIOS Y PASO DEL FRENTE

El grupo pionero, y más tarde los demás, hizo su primera etapa de noche, andando por senderos apartados de las carreteras. Fue conducido por Isidoro Folch, hasta La Venta de La Cañadilla (30 kms). Allí los fugitivos permanecieron ocultos, durmiendo durante el día, al amparo de Ramón, el caminero de La Cañadilla. A las cuatro de la tarde llegó Sebastián Gil de Santolea, que quería aprender el camino y conocer los contactos, para conducir futuras expediciones él mismo. Llegó con dos pollos y un barral de vino. La mujer del caminero preparó, con los pollos, una suculenta paella que levantó el ánimo de los refugiados-fugitivos.

3- Ramón y La Venta de La Cañadilla

Ramón y La Venta de La Cañadilla

4- La Cañadilla

La Cañadilla

5- Zona de Campos (entre La Cañadilla e Hinojosa)

Zona de Campos (entre La Cañadilla e Hinojosa)

Por la noche acudió Feliciano, los condujo a Hinojosa de Jarque y los alojó en un pajar de su propiedad. Hasta Hinojosa llegó también el aprendiz de guía Sebastián Gil  y, desde allí, regresó a Santolea.

6- Pajar de Hinojosa

Pajar de Hinojosa

7- Hinojosa de Jarque

Hinojosa de Jarque

8- Entre Hinojosa y Son del Puerto

Entre Hinojosa y Son del Puerto

A la noche siguiente, desde Hinojosa,  el propio Feliciano condujo a los expedicionarios de Cambriles hasta una paridera cercana a Son del Puerto, allí les puso en manos Máximo, un guía profesional que conocía el terreno, la situación de los puestos de avanzadilla de ambos frentes y sabía los puntos por donde podían  esquivar más fácilmente el peligro. La noche del 22 al 23 era una noche clara de luna llena. Tuvieron que hacer paradas y  dar rodeos para no ser vistos por los centinelas. A la madrugada se presentaron en los puestos de avanzadilla del ejército franquista.

9- Paridera de Son del Puerto

Paridera de Son del Puerto

10- Son del Puerto

Son del Puerto

11- Entre Son del Puerto y Portalrubio

Entre Son del Puerto y Portalrubio

Detenidos e interrogados en Portalrubio, fueron llevados en un camión hasta Calamocha y, desde allí, en tren a Zaragoza.

Los que estaban en edad militar, fueron conducidos al campamento de San Gregorio, donde recibieron instrucción militar para ser incorporados, en octubre, a diferentes unidades del ejército y enviados al frente. Los demás se buscaron la vida en Zaragoza o en pueblos de dominio franquista. Y ese fue, más o menos, el recorrido y proceso del resto de las expediciones.

12- Lugar del paso del frente por la vaguada.

Lugar del paso del frente por la vaguada.

13- Portalrubio

Portalrubio

CAMBIO EN LA FUNCIONALIDAD DE CAMBRILES

La cueva, que había servido de refugio estático durante casi un año, se convirtió en lugar de paso y partida de sucesivas oleadas de fugitivos. Fue necesaria la rotulación de sus estancias para que sus volátiles ocupantes se situasen dentro de aquel laberinto. Mientras fue refugio estable no hubo ninguno de los rótulos donde aún puede leerse “Auditoría” “Departamento de higiene” etc.

14- Rótulos de Cambriles

Rótulos de Cambriles

En los círculos de la derecha perseguida del Maestrazgo y el Bajo Aragón, se tuvo noticia de la nueva ruta abierta. No se conoce la cifra exacta de los evadidos que, partiendo de Cambriles o del Mas del Topo, utilizaron los servicios de los guías y siguieron esta ruta pero, al parecer, se alcanzó una cifra cercana a los 500 evadidos. El propio Feliciano, en febrero de 1938, cuando se vio en el peligro de que sus actividades clandestinas fueran descubiertas, escapó con su familia a la zona nacional.

Causa General

Causa General

Documentos correspondientes a Causa General del A.H.N.Subdirección General de los Archivos EstatalesMinisterio de Cultura.España

Documentos correspondientes a Causa General del A.H.N. Subdirección General de los Archivos Estatales Ministerio de Cultura.España.

 

17- Feliciano Pedro con su hijo y D. Miguel Perdiguer

Feliciano Pedro con su hijo y don Miguel Perdiguer

 

BIBLIOGRAFÍA

BEL, Pedro J. “La Caverna. Sociedad Secreta”. Barcelona: Autoedición, 2011.

http://books.google.es/books/about/La_caverna.html?id=35Rq9S6Rml8C&redir_esc=y

BEL, Pedro J. “La casa del Sabinet. Historia de una familia de derechas”. Barcelona: Autoedición, 2007.

http://books.google.es/books?id=hPt_Nwq05lsC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

BEL CONCHELLO, Manuel. Memorias (inédito). Fórnoles: Archivo privado de la familia Bel. 1937

CASANOVA NUEZ , Ester. “La violència política en la retaguardia republicana de Teruel durante la guerra civil”. Teruel: Instituto de Estudios Turolenses, 2007.

DOCUMENTOS DE LA CAVERNA. Inéditos. Archivo municipal de Mas de las Matas. 1937

GIMÉNEZ CORBATÓN, José. Cambriles. Mas de las Matas: Grupo de Estudios Masinos (2006).

LÓPEZ AGUILAR, Manuel. Este viejo árbol. Memorias inéditas. (2004).

Anuncios

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s