EDAD CONTEMPORÁNEA

La derecha del Bajo Aragón agazapada (1): Los hombres de Cambriles (1936-1937)

El acoso a que fue sometida la derecha, desde la entrada de las columnas anarquistas en el Bajo Aragón, provocó inicialmente la huida masiva de los más comprometidos hacia Zaragoza. Los moderados, que se quedaron pensando no ser merecedores de ningún tipo de castigo, se encontraron atrapados en una vorágine inesperada de pillaje y asesinatos generalizados. Esto provocó, en todos los pueblos ocupados, una desbandada de fugitivos que se ocultaron en casas, pajares, masicos y cuevas, dando lugar a la figura del “topo”. El episodio de Cambriles es el paradigma de esta situación.

1- Cambriles

Cueva de Cambriles

EL NIDO DE LAS ÁGUILAS

En Ladruñán, hay un inmenso farallón de roca conocido como La peña de los Morrones,  que corona la Sierra de la Garrucha. Allí hay un agujero, antes sin nombre, situado a unos doce metros de altura, donde habitualmente anidan las águilas. En un día de caza, Domingo Folch, masovero de la cercana masía de El Higueral, trepó hasta el nido para hacerse con el conejo, que un águila le había arrebatado con sus garras y llevado volando, para alimentar a sus crías. Al fondo del agujero vio una rendija que daba acceso a una gran caverna formada por estalactitas. Entonces no exploró la cueva, se limitó a llevarse el conejo que los polluelos habían empezado a picotear.

2 - Masías del Higueral

Masías del Higueral

Al estallar la revolución del 36, dos vecinos de Ladruñan, desconfiaron sobre su propia seguridad y preguntaron al masovero si conocía algún lugar secreto, donde poder refugiarse ante un posible acoso. Se trataba de Aniceto Brea, secretario en funciones del ayuntamiento, y Vidal Royo, contramaestre de una fábrica textil de Barcelona, que había buscado refugio en su pueblo natal, al haberse colectivizado la fábrica catalana que él dirigía.

3- Boca de la cueva

Boca de la cueva de Cambriles

El masovero les condujo a la caverna del nido de las águilas, la examinaron y les pareció adecuada a sus eventuales necesidades. Vieron que, por sus dimensiones, podía alojar a unas cuantas personas y lo comunicaron, en secreto, a algunos derechistas de pueblos cercanos que también estaban en peligro. El nombre inicial, en clave, de la cueva fue El Alcázar.

4- Domingo Folch

Domingo Folch

 

ACONDICIONAMIENTO  DE “EL ALCÁZAR”

Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, decidieron preparar la cueva-refugio. En absoluto secreto, durante varias noches, fueron llevando lo imprescindible para hacer habitable aquel antro: sacos de paja para dormir; víveres para la supervivencia de varias personas; y algunas armas viejas, pero efectivas, para defenderse de posibles ataques exteriores. Ataron alambres en las estalactitas para conducir y embalsar el agua del goteo de las rocas, en la oquedad de un rincón. Sobre la grieta de una estrecha pero profunda sima, colocaron una madera con agujero para habilitar un práctico retrete.

7- 8bis Vidal Royo (con sombrero) y Aniceto Brea (con su cuñado a cuetas)

Vidal Royo (con sombrero) y Aniceto Brea (con su cuñado a cuetas)

Los implicados se asignaron, a sí mismos y a los pueblos de la contornada, nombres ficticios para mantener la discreción en sus conversaciones. En enero del 37 cambiaron todos los nombres en clave y la cueva dejó de ser “El Alcazar” para convertirse en “Cambriles”. No obstante continuaron llevando una vida normal, con sus actividades habituales, sin llamar la atención.

5- Corral del Hilador (Santolea)

Corral del Hilador (Santolea)

 

GOTEO DE REFUGIADOS: ALCORISA, LADRUÑÁN, DOS TORRES DE MERCADER, TRONCHÓN.

El 24 de noviembre del 36, dos labradores, los hermanos Pascual y José Navarro Guillén (27 y 23 años) llegaron a Santolea y se ocultaron en el Corral del Hilador, propiedad de su tío Sebastián Gil, que estaba en el secreto de la caverna. Habían huido de Alcorisa, cuando iban a ser detenidos. Habían escapado de su casa por los tejados y salido por una casa vecina. En una redada anterior había sido detenido su padre Ramón Navarro Félez y fusilado en el cementerio de Andorra. Su tío Sebastián les llevó comida al corral y, por la noche, condujo a sus sobrinos a la cueva.

6- Sebastián Gil con su mujer

Sebastián Gil con su mujer

El 7 de diciembre el masovero que había descubierto la cueva, Domingo Folch (24 años) se refugió en la caverna. Al día siguiente tenía que incorporarse a un batallón de trabajos de fortificación en la zona de Belchite, con grave peligro de ser fusilado por derechista.

Por la misma razón lo hicieron también los promotores del refugio, Vidal Royo Iranzo (32 años) y Aniceto Brea (45 años) los días 29 y 31 de enero del 37. Aniceto, secretario del Ayuntamiento de Ladruñán, explicó las razones de su fuga en una carta dirigida al Alcalde. Por la noche metió la carta por la gatera de la casa del alcalde y se marchó a la cueva.

10- José Mª Gracia (con boina)

José Mª Gracia (con boina)

Pero entre esas fechas, el 16 de enero del 37, habían entrado en la caverna tres hombres de Dos Torres de Mercader: los labradores José Gracia Monforte (48 años), su hijo José María Gracia Guillén (19 años) y el fraile Manuel López Aguilar (18 años). Con ellos entró también otro labrador, Antonio Azcón, quien una semana más tarde abandonó el refugio, porque el comité de Dos Torres le dio garantías de impunidad.

11- Manuel López Aguilar (con sus alumnos en Dos Torres)

Manuel López Aguilar (con sus alumnos en Dos Torres)

12- Antonio Azcón y su familia

Antonio Azcón y su familia

José Gracia había huido por un ventanuco trasero de su casa cuando iba a ser detenido por agentes de Investigación de Mas de las Matas, mientras su hijo José María estaba en el campo. Años más tarde, ya pasada la guerra, ambos serían víctimas de los maquis, que les machacaron la cabeza con una azuela, en el conocido “crimen de Dos Torres”.

Manuel López Aguilar era fraile profeso del Convento Mercedario del Olivar, de donde había huido al ser asaltado por los anarquistas. Protegido durante cinco meses por el comité de su pueblo, se fue a la cueva con sus vecinos, ante el peligro que corría por su condición de fraile.

13- Fidel Ayora

Fidel Ayora

El 27 de febrero del 37 llegó a Cambriles un masovero de Tronchón, Fidel Ayora (40 años), dueño de Torre San Lorenzo, más conocida como Casa Ayora. Llegó de la mano de su cuñado Joaquín Jarque de la masía del Nogueral, aguas arriba de la Hoces del Guadalope. Supo por un “soplo” que el comité de Villarluengo iba a detenerlo, y que ya tenían una fosa preparada para él, en el cementerio de aquel pueblo. Huyó hacia el Nogueral y desde allí fue a Cambriles. El tió Fidel era un hombre corpulento y de anchas espaldas. Para introducirlo hubo que ensanchar, a golpe de pico, la rendija de entrada a la caverna.

14- Joaquín Jarque y su familia del Nogueral

Joaquín Jarque y su familia del Nogueral

 

AUMENTO SÚBITO DE REFUGIADOS: MIRAMBEL Y FÓRNOLES

Entre el 29 de marzo y el 12 de abril del 37 llegaron siete nuevos refugiados, de pueblos bastante lejanos a Cambriles.  Tres eran de Mirambel y cuatro de Fórnoles.

El 19 de enero fusilaron en Villarluengo a cinco mozos de Mirambel. Dos de ellos eran  hermanos, José y Miguel Vallés Perales de la masía Puente Vallés. Al día siguiente cayeron en Alcorisa, tres hombres casados, también de Mirambel.

15- Masía de Puente Valles (Mirambel)

Masía de Puente Valles (Mirambel)

Los dos hombres, que quedaron en la masía de Puente Vallés, estaban asustados y en gran peligro. Eran el padre Manuel Vallés Dalmau (63 años) y el hijo Manuel Vallés Perales (28 años) ambos labradores y molineros, pues había un molino harinero en la masía. También corría peligro el yerno-cuñado de ambos Isaac Repullés (37 años), secretario del Ayuntamiento de Mirambel.

16- Isaac Repullés

Isaac Repullés

Enterados de la fuga de su amigo Fidel Ayora, pidieron ayuda a la mujer de Fidel, que los encaminó hacia Nogueral. Allí les atendió Joaquín Jarque y los fue llevando a Cambriles. El día 29 de marzo entró Manuel Vallés (hijo), el 31 llegó Manuel Vallés Dalmau (padre), enfermo y achacoso, y el  12 de abril entró con dificultad en Cambriles, por ser obeso y cojo, el secretario de Mirambel Isaac Repullés.

17- Hermanos Bel Conchello (de izda. a dcha. Luis, Manolo y Fernando, delante José

Hermanos Bel Conchello (de izda. a dcha. Luis, Manolo y Fernando, delante José)

En el intermedio, el 3 de abril del 37, cuatro hermanos procedentes de Fórnoles se habían refugiado en Cambriles: Manolo (26 años) labrador; Fernando (24 años) veterinario de Santolea; Luis (22 años) estudiante de medicina; y José Bel Conchello (20 años) hornero en una panadería de Barcelona, que había regresado a su pueblo a causa de la revolución.

17bis- Fernando Bel (Veterinario de Santolea)

Fernando Bel (Veterinario de Santolea)

Manolo, Luis y José habían sido detenidos el 3 de marzo del 37 en Fórnoles, junto con su hermano mayor Lucas y su padre José María Bel Molins. Lucas y su padre fueron llevados y encarcelados en Alcañiz y posteriormente en el Campo de Valmuel. Manolo, Luis y José fueron detenidos y llevados a Valderrobres y devueltos a su casa de Fórnoles bajo amenaza de ser fusilados si incurrían en alguna irregularidad.

Tenían escondido en su casa, desde septiembre del 36, a Cesar A. Ejarque Bel (27 años), un primo suyo cura, que era el párroco de Torredearcas. Quien, ante el peligro de ser descubierto, una noche pasó por los tejados para esconderse en casa de una tía carnal, donde siguió oculto.

18- Cesar Abelardo Ejarque Bel (Párroco de Torredearcas)

Cesar Abelardo Ejarque Bel (Párroco de Torredearcas)

Al atardecer del 1 de abril, Manolo se encontró atrapado en su casa por un registro de los anarquistas, que le impedían salir por la puerta. Saltó por una ventana trasera y fue al encuentro de Luis y José que regresaban del campo con las mulas. Habían labrado toda la jornada para la colectividad. Abandonaron las caballerías cargadas y huyeron los tres en dirección a Santolea, buscando el amparo de su hermano Fernando, el veterinario, que les había hablado de la existencia del refugio de Cambriles.

Pasaron cerca de Belmonte y La Cañada de Verich, por la noche se perdieron en el pinar dando un gran rodeo y siguieron hacia Aguaviva. Sin entrar en ningún pueblo, por el peligro que suponía, siguieron por Mas de las Matas y cerca de Abenfigo cruzaron vadeando el rio Guadalope. Siguieron, sin perder de vista el rio, hasta cerca de Jaganta y, por fin llegaron a Santolea a mediodía del 2 de abril. Allí tuvieron que esperar un día, escondidos en un barranco, la llegada de su hermano Fernando, que estaba en Aguaviva vacunando unos cerdos. Después de muchos avatares, consiguieron reunirse los cuatro hermanos y entraron en Cambriles la noche del 3 de abril de 1937.

caudal entre el Mas y Abenfigo

El Guadalope en las inmediaciones de Abenfigo

Al huir precipitadamente de Fórnoles, no pudieron llevar consigo al primo cura, escondido entonces en casa de su tía. El sacerdote, sin ellos saberlo, había salido en su busca para refugiarse también en la cueva, pero fue detenido en Santolea, llevado a Valderrobres y fusilado en aquel pueblo una semana más tarde, la noche del 10 al 11 de abril.

Hasta la llegada de los fugitivos de Mirambel y Fórnoles, los refugiados de Cambriles habían sido atendidos por familiares y amigos de los pueblos y masías cercanas, y esta ayuda continuó igual. Pero, para resolver la complejidad y contabilizar los gastos de un colectivo tan numeroso -ya eran 16- decidieron constituir formalmente la que se llamó “Sociedad Secreta la Caverna”, tema que trataré en mi próximo escrito.

 

REFUGIADOS DE LAS CUEVAS DE CAÑART Y MAS DE LAS MATAS

El 24 de junio ingresaba en Cambriles un comerciante de Las Cuevas de Cañart, Francisco Herrero Ramia (44 años). Conocedor del refugio, escapó de una redada de los de Investigación, que se había saldado con el envío al Campo de Valmuel de cuatro derechistas de Las Cuevas. También huyeron de esta batida Ramón Salesa, conocido como El Montorino y su hijo Mariano. Ramón era tratante de ganado, tenía contactos y conocía bien el territorio. Pudo haberse refugiado en la cueva, pero optó por atravesar a escondidas el frente y ponerse a salvo con su hijo en Zaragoza. Allí dio parte en Capitanía General de la situación de los refugiados de Cambriles. Con esta noticia las autoridades militares franquistas urdieron un plan para liberar a los refugiados. Pero eso lo contaré en otro escrito.

19- José Cortés

José Cortés

El 25 de julio llegaron a la cueva tres hombres de Mas de las Matas: Luis Royo Azcón, labrador de 24 años; José Cortés Virgós, comerciante de 29 años y Julio Blasco Sancho, labrador de 31 años. Luis tenía un hermano falangista combatiendo con los nacionales y supo, por un soplo, que querían fusilarlo a cuenta de su hermano. Tuvo conocimiento de la existencia de Cambriles por su tío Antonio Azcón, de Dos Torres de Mercader, que había permanecido escondido allí una semana.

20- Julio Blasco

Julio Blasco

Al estallar la revolución José Cortes, cuñado de Luis Royo, permaneció un año escondido en su propia casa, en cuyos bajos tenía comercio de tejidos. Para alejar cualquier sospecha, se difundió la falsa noticia que había muerto en el frente de combate. Su mujer quedó embarazada y tuvo una niña, hecho que provocó la maledicencia de todo el pueblo que la creía viuda.

Tenía su escondrijo en el hueco de una chimenea en desuso que había en la trastienda de su comercio. Unos milicianos ocuparon el local comercial y preparaban barbacoas en la cocina, sin uso hasta entonces. El humo convirtió el refugio de José Cortés en un lugar asfixiante e inhabitable. José se quedó sin escondrijo y, ante el peligro por los frecuentes registros que hacían en su casa, tuvo que huir por la bodega. Allí había una portezuela que daba acceso a una acequia subterránea que atraviesa el pueblo de Mas de las Matas. José Cortés se fue por el túnel de la acequia, andando en cuclillas con el agua al cuello, hasta la bodega de Julio Blasco, que también permanecía escondido en su propia casa. Tomada la decisión de huir, una noche subieron andando los tres hacia Dos Torres y Antonio Azcón los condujo a la cueva.

LOS DESERTORES

Los dos últimos que entraron en Cambriles eran dos mozos de Ladruñan, movilizados para incorporarse al ejército republicano, que decidieron desertar. Se trata de Aurelio Folch Carbó (20 años), masovero del Higueral y hermano de Domingo Folch, el descubridor de la cueva, que se escondió allí el 13 de agosto del 37.

21- Aurelio Folch

Aurelio Folch

El último fue Victoriano Barberán, labrador de 28 años, novio de una hija de Aniceto Brea, que entró en Cambriles el 17 de septiembre de 1937.

22- Victoriano Barberán

Victoriano Barberán

 

ANEXO – RESUMEN: LOS HOMBRES DE LA CAVERNA

 

Origen Nombre* Edad Entrada Pseudónimos**
1 Alcorisa Pascual Navarro Guillén 27 24-nov-36 Saudaró
2 Alcorisa José Navarro Guillén 23 24-nov-36 Sanvich
3 Ladruñán

(masía del Higueral)

Domingo Folch Carbó 24 7-dic-36 (Rubicundo)

Zúñiga

4 Dos Torres José Gracia Monforte 48 16-ene-37 Perdigón
5 Dos Torres José Mª Gracia Guillén 19 16-ene-37 Chispita
6 Dos Torres Manuel López Aguilar 20 16-ene-37 Crispín
7 Ladruñán Vidal Royo Iranzo 32 29-ene-37 (Jordana)

Safari

8 Ladruñán Aniceto Brea Royo 45 31-ene-37 (Alcalá)

Quingoci

9 Tronchón

(Casa Ayora)

Fidel Ayora Carceller 40 27-feb-37 Paloma
10 Mirambel (masía de Puente Vallés) Manuel Vallés Perales 28 29-mar-37 Heraclio
11 Mirambel (masía de Puente Vallés) Manuel Vallés Dalmau 63 31-mar-37 Fournier
12 Fórnoles Manolo Bel Conchello 26 3-abr-37 Quintín
13 Fórnoles Fernando Bel Conchello 24 3-abr-37 (Petain)

Cascabel

14 Fórnoles Luis Bel Conchello 22 3-abr-37 Éter
15 Fórnoles José Bel Conchello 20 3-abr-37 Lamparillas
16 Mirambel Isaac Repullés Repullés 37 12-abr-37 Bolita
17 Cuevas de Cañart Francisco Herrero Ramia 44 24-jun-37 Calderón
18 Mas de las Matas Julio Blasco Sancho 31 25-jul-37 Cabrera
19 Mas de las Matas José Cortés Virgós 29 25-jul-37 Pelayo
20 Mas de las Matas Luis Royo Azcón 24 25-jul-37 Viriato
21 Ladruñán (masía del Higueral) Aurelio Folch Carbó 20 13-ago-37 Fúlber
22 Ladruñán Carceller Victoriano Barberán 28 17-sep-37 Torcuato

* Los nombres subrayados corresponden a los socios fundadores de la Caverna.

** Los pseudónimos que aparecen entre paréntesis fueron efectivos desde el 20 de octubre de 1936 hasta el 16 de enero de 1937 (fecha en que el “Alcázar” se transformó en “Cambriles” y en que los refugiados decidieron renovar los pseudónimos más usados).

BIBLIOGRAFÍA

BEL, Pedro J. “La Caverna. Sociedad Secreta”. Barcelona: Autoedición, 2011.

http://books.google.es/books/about/La_caverna.html?id=35Rq9S6Rml8C&redir_esc=y

BEL, Pedro J. “La casa del Sabinet. Historia de una familia de derechas”. Barcelona: Autoedición, 2007.

http://books.google.es/books?id=hPt_Nwq05lsC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

BEL CONCHELLO, Manuel. Memorias (inédito). Fórnoles: Archivo privado de la familia Bel. 1937

GIMÉNEZ CORBATÓN, José. Cambriles. Mas de las Matas: Grupo de Estudios Masinos (2006).

LÓPEZ AGUILAR, Manuel. Este viejo árbol. Memorias inéditas. (2004).

Anuncios

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s