EDAD CONTEMPORÁNEA

El ejército popular de Cataluña en el Bajo Aragón: visita del Presidente Companys a Caspe, Híjar y Alcañiz (julio de 1937).

 

La debilidad del gobierno central, provocada por el alzamiento de los militares rebeldes en 1936, indujo a la Generalidad a crear, y mantener bajo su teórico control, l’Exèrcit Popular de Catalunya. Las columnas iniciales de milicianos ocupantes de Aragón se convirtieron, por decreto de 6 de diciembre de 1936, en un ejército catalán regular. En el verano de 1937, el presidente de la Generalidad visitó esas tropas con aires de Jefe de Estado.

Asalto al depósito de armas del cuartel de San Andrés en Barcelona

LAS COLUMNAS DE MILICIANOS EN ARAGÓN

El golpe militar fracasó en Barcelona por la resistencia que opusieron los sindicalistas catalanes. Éstos, con la connivencia de las autoridades autonómicas, asaltaron los depósitos del ejército y, con las armas en la mano, se hicieron dueños de la calle en Barcelona y en toda Cataluña. La Generalidad perdió el control de la situación y los sindicatos organizaron columnas de milicianos que se desplazaron para liberar Aragón, donde se había impuesto el golpe militar.

Milicias de Esquerra Republicana de Catalunya

Milicias de Esquerra Republicana de Catalunya

Los partidos y los sindicatos radicados en Cataluña, aglutinaron a sus militantes voluntarios y marcharon, con sus líderes al frente, a la conquista de Aragón. Las columnas y líderes más destacados fueron, Ascaso, Los Aguiluchos, POUM, Durruti, Ortiz, Carod-Peñalver y Maciá-Companys. Los militares que las acompañaban lo hacían como simples asesores.  El mando era ejercido por políticos y líderes sindicales.

La masiva irrupción de milicianos arrolló la valiente pero ineficaz resistencia ofrecida en algunos pueblos por grupos de derechistas organizados y dirigidos por la guardia civil. En Calaceite y, sobre todo en Caspe, la frágil resistencia fue ahogada en un baño de sangre. El ancho Aragón rural fue un paseo triunfal para las columnas. Los problemas de verdad surgieron al enfrentarse con las unidades del ejército rebelde organizado, apostadas en las inmediaciones de las tres capitales.

Tropas del EPC con barretina.

Tropas del EPC con barretina.

Por el carácter anarquista de casi todas las columnas, la falta de organización, el desorden y la indisciplina impidieron la consecución de su objetivo principal, que era la conquista de Zaragoza y las otras dos capitales aragonesas. Se quedaron a las puertas de Zaragoza, Huesca y Teruel y allí quedó estabilizado el frente durante cerca de año y medio, quedando el territorio aragonés dividido en dos partes casi iguales, por una línea del frente de norte a sur.

Guerra Civil, frente de Aragon, julio-septiembre de 1936.

Guerra Civil, frente de Aragon, julio-septiembre de 1936.

 

EL EJÉRCITO POPULAR DE CATALUÑA

El reiterado afán del nacionalismo catalán por crear estructuras de estado en tiempos revueltos, condujo en septiembre de 1936 a la fundación, en Barcelona, de l’Escola Popular de Guerra y, por un decreto de la Generalidad de 6 de diciembre del mismo año, a la creación de l’Exèrcit Popular de Catalunya.

Escola de Guerra

El núcleo inicial fue el Regiment Pirinenc nª 1, que luchó en el Pirineo de Huesca. Y, aunque la Generalidad no tenía ningún control efectivo de las columnas, el decreto las incluyó, teóricamente transformadas, como unidades de su ejército regular. Además de las columnas l’Exercit Popular de Catalunya estaba formado por: 9 regimientos de infantería y 3 de artillería, 3 grupos de caballería, 3 de ingenieros, 1 de intendencia y otro de sanidad, casi todos ellos desplegados en Aragón.

Exèrcit Popular de Catalunya

Exèrcit Popular de Catalunya

Las necesidades de la guerra y las exigencias de la URSS, que condicionaba el  envío de armamento a la creación de un ejército estructurado, obligaron al gobierno a transformar las milicias, jerarquizar a sus mandos y hacerlas funcionar con carácter y disciplina militares. El trabajo no era sencillo, Largo Caballero, presidente del gobierno central, e Indalecio Prieto, ministro de Guerra, no lo consiguieron plenamente hasta febrero de 1937. Desde entonces el ejército republicano, en toda España, cubrió su necesidad de soldados mediante levas por quintas y no por alistamiento de voluntarios. Y pasó a llamarse Ejército Popular de la República.

Milicianos en Caspe

Milicianos en Caspe

 

POLÍTICA MILITAR DE LA GENERALIDAD

La Generalidad tuvo la veleidad de crear un ejército propio de Cataluña y, si bien es cierto que las columnas salieron hacia Aragón para combatir a los militares alzados contra la República Española, nunca tuvieron mucha inquietud por participar en la  lucha fuera del ámbito circundante de Cataluña.

Las columnas en Calaceite

Las columnas en Calaceite

Avance de las columnas

Avance de las columnas

Buenaventura Durruti

Buenaventura Durruti

Hubo una meritoria excepción y fue la columna Durruti, que en noviembre de 1936 acudió con 1.400 de sus hombres en ayuda de la defensa de Madrid. El resto hasta los 6.000 que componían la columna permaneció en el frente de Aragón. Su actuación, que estaba siendo destacada, duró pocos días porque el 20 de noviembre Durruti murió en la capital, en circunstancias extrañas. Una bala de fusil le atravesó el pecho e hirió de muerte al héroe anarquista. No se ha sabido quien la disparó, pero no hay duda de que la muerte de Durruti no fue un accidente sino la venganza de algún subordinado suyo o un atentado. La fracción expedicionaria, a falta del líder, se disolvió pronto como un azucarillo. Algunos de sus efectivos se incorporaron a otras unidades, pero la mayoría de ellos regresaron al inactivo frente de Aragón.

El ejército de Cataluña ocupante de Aragón era, para la Generalitad, una especie de “cinturón sanitario” que mantenía el enfrentamiento bélico lejos del territorio catalán,  y fue criticado con frecuencia por su inactividad y su pasividad. El frente se había estabilizado en la línea que, desde el primer empuje relativamente fácil, no había avanzado ni un paso  en casi año y medio.

Columna Durruti entrando en Bujaraloz

L’Exercit Popular de Catalunya fue disuelto y sus unidades fueron incorporadas a la disciplina del Ejército Popular de la República en mayo de 1937, con ocasión de “Els fets de Maig”. El gobierno central, amparado en los Guardias de Asalto estatales, recuperó el poder efectivo de Cataluña, detentado hasta entonces por los anarquistas, cuyos desmanes nunca fue capaz de controlar la Generalidad con sus “Mossos d’Esquadra”.

La muerte de Durruti

La muerte de Durruti

 

Lluis Companys

Lluis Companys

LA VISITA DE COMPANYS AL FRENTE DE ARAGÓN

En julio de 1937, cuando ya no tenía competencia alguna sobre las unidades que habían constituido el ejército catalán, hizo una visita “quasi-de estado” a las guarniciones de Aragón. El día 15 visitó Barbastro y la primera línea en los frente de Siétamo, Estrecho de Quinto y Montearagón, donde presenció un cañoneo artillero de fuego real con el enemigo, seguramente provocado para la ocasión.

El día 16, tras su paso por el campo de aviación de Sariñena, y por Bujaraloz, llegó al Bajo Aragón. Visitó Caspe, donde fue recibido por las autoridades en la sede del Gobierno aragonés. Posteriormente estuvo en Hijar despachando con los jefes militares de la localidad y continuó viaje hacia Alcañiz donde, entre otras cosas, visitó el castillo y el parque de “La Glorieta” y pernoctó. El día 17 regresó a Barcelona.

Companys en Siétamo

Companys en Siétamo

Companys pasando revista a la tropa en Alcañiz

Adjunto la crónica del viaje, publicada en La Vanguardia, donde se explican, con detalle, los honores y agasajos recibidos en los establecimientos civiles y militares que visitó, sus discursos públicos vitoreados y los “baños de multitud” a que se prestó. ¡Con toda la parafernalia, propia de un viaje de Estado en territorio ocupado!

Visita a Aragón. La Vanguardia 17-7-1937

 

BIBLIOGRAFÍA

BENET, Josep y otros. “Catalunya i la Guerra Civil 1936-1939”. Barcelona: Publicacions de l’Abadía de Montserrat, 1988

CRUELLS, Manuel. “De les Milícies a l’Exèrcit Popular a Catalunya”. Barcelona: Dopesa, 1974.

DE RAMÓN I VIDAL, Jaume. “El Regiment Pirinenc número 1 de Catalunya”. Barcelona: Rafael Dalmau Editor, 2004

HEMEROTECA DE “LA VANGUARDIA”  17-18 y 20 de julio de 1937. Barcelona.

 

 

 

Anuncios

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s