EDAD CONTEMPORÁNEA

¿Aceite del Bajo Aragón en el banquete nupcial de los marqueses de Villaverde? (10-4-1950)

Estábamos en plena postguerra. En el Bajo Aragón corrían aires de miseria, de miedo, de ajuste de cuentas, de opresión y de violencia. Los maquis en el monte estaban perdiendo sus últimas esperanzas de darle la vuelta a la tortilla. En la España hambrienta de los años cuarenta toda la producción y distribución de alimentos estaba intervenida por los hombres de de la Fiscalía de Abastos. Eran los años negros del estraperlo.

Los novios y los padrinos

Novios y padrinos

PETICIÓN DE MANO

El glorioso Caudillo para unos, y nefasto Dictador para otros, tenía a “Carmencita”, su única hija en edad casadera. Los periódicos del 20 de Diciembre de 1949 anunciaron su compromiso matrimonial en una brevísima nota de prensa. En la portada de La Vanguardia, el acontecimiento se ilustraba con una fotografía incrustada entre otras, relativas a la actualidad del momento. La boda se anunció para el 10 de abril de 1950.

Lucas Bel Conchello, mi padre, fabricaba aceite en su molino oleario de La Fonteta, en Fórnoles. Por razones que explico en mi libro “La casa del Sabinet” era un admirador entusiasta del Caudillo porque, a su entender, había salvado la vida a él y la de toda su familia, por lo cual le estaba profundamente agradecido.

82- Molino

Molino La Fonteta de Fórnoles

Enterado del acontecimiento que se preparaba en Madrid, ni corto ni perezoso, Lucas escribió una carta a Franco comunicándole sus sentimientos y el deseo de regalarle un bidón de aceite con motivo de la boda de su hija Carmen. Hacía una glosa de la extraordinaria calidad del aceite de oliva del Bajo Aragón, que él producía. En su carta resaltaba el hecho de que el aceite de Fórnoles era reconocido como el más fino de toda la comarca. Y, como ya no tenía abuela, presumía en la carta de que, con su método de fabricación, superaba en calidad al aceite de las otras dos almazaras que había en el pueblo. Si Franco aceptaba, tendría el mejor aceite del mundo en la mesa del banquete de boda de su hija.

 

ACEPTACIÓN Y ENTREGA DEL REGALO

A mediados de marzo de 1950 Lucas Bel recibió esta carta del Palacio de Oriente:

001

Sobre de la carta dirigida a Lucas Bel Conchello

Para enviar el aceite a Madrid necesitaba una Guía de la Fiscalía de Abastos de Alcañiz. Y allí se presentó manteniendo este diálogo con los funcionarios:

Necesito una guía para enviar a Madrid 53 kilos de aceite. Allí tengo un amigo, a quien se le casa una hija.  Se lo ofrecí como regalo de boda y me lo ha aceptado.

– ¿Es cosechero su amigo? Porque, si no lo es, no podremos hacerle la Guía.

– No estoy muy seguro. Pero creo que cosechero… no es.

– Pues entonces ya puede regresar a Fórnoles con el bidón. No se puede enviar aceite  a Madrid sin la Guía correspondiente.

003

Primera carta

Lucas mostró la carta. El funcionario no podía creerlo, pero el membrete y la firma no ofrecían lugar a dudas. Le dijo:

– ¿Está usted loco? ¿Cómo ha podido meterse en este berenjenal?

– Loco no estoy. Simplemente ofrecí el aceite a mi  amigo y lo ha aceptado. Ustedes verán cómo se lo hacemos llegar.

El jefe de la dependencia hizo pasar a Lucas a su despacho:

– Veremos de solucionarlo. Pero usted responde de la salubridad del aceite y de la seguridad para que, en el transporte, el aceite no sea manipulado.

– Yo mismo iré personalmente  para comprobar, en palacio, que los precintos no han sido violados- replicó Lucas.

Entonces no hay ningún problema, hacemos el envío y usted ya puede preparar viaje.

Lucas Bel fue a Madrid y se presentó en el Palacio Real. El ujier, que le atendió, le hizo   firmar los papeles donde se certificaba, bajo su responsabilidad, que el aceite había sido fabricado por él mismo y que los precintos originales no habían sido violados.

Lucas repitió al ujier sus argumentos sobre la extraordinaria calidad del aceite que él producía. El hombre, convencido y admirado, se limitó a responderle:

-¡Menuda mayonesa que se van a zampar toda esa cuadrilla de invitados!

Boda de Carmen Franco

Boda de Carmen Franco

LA BODA

El enlace se celebró en El Pardo en la fecha prevista. Los festejos ceremoniales fueron ampliamente comentados y celebrados por la prensa, sin embargo ninguno de los periódicos que he podido consultar publicó el menú del banquete, al que asistieron unos ochocientos invitados. Por eso no puedo saber si hubo, o no, mayonesa.

Los novios

Los novios

Portada de La Vanguardia

Portada de La Vanguardia

En aquella España hambrienta, seguramente, no era oportuno hacer ostentación del suculento menú que se debió de servir en palacio. Sin embargo la prensa difundió con gran detalle, el contenido de los lotes de comida que se repartieron entre los vecinos pobres del municipio de El Pardo, con motivo de la boda. El contenido de la nota de prensa da una idea de la grave situación de pobreza que se vivía entonces en parte de la población:

Donativo a los pobres de El Pardo por la Casa Civil de S. E – Con motivo de la boda de la señorita Carmen Franco con el marqués de Villaverde, han sido donados por la Casa Civil de S. E. e1 Jefe del Estado, el Patrimonio Nacional y el Ayuntamiento de El Pardo, unos lotes, y se ha hecho el reparto de víveres y ropas, según las necesidades, a los pobres de 1a Beneficencia Municipal y, en general, a los vecinos de más precaria situación económica, consistente en mantas, prendas de vestir, ropas y calzado, repartiéndose, además, bolsas de caramelos a todos los niños de las escuelas. El reparto de víveres consistió en lotes que contenían un litro de aceite, un kilogramo de azúcar, dos de arroz, uno de pasta para sopa, tres kilos de patatas, una libra de chocolate, un kilogramo de pan, tres de carne de cordero y tabaco a los hombres.

Los invitados

Los invitados

SIN TINAJAS EN PALACIO

Pasada la boda, Lucas Bel recibió otras dos cartas de agradecimiento. La primera con una petición sorprendente. Le preguntaron si podrían quedarse con el bidón, por no disponer de otro recipiente más apropiado para conservar aceite. Se trataba de un simple bidón de hierro, que hoy no cumpliría ninguna norma sanitaria. ¡Porca miseria!

¿Habían consumido el aceite en la boda? Por el contenido de las cartas, más bien parece que lo guardaron como exquisitez diaria para la mesa del dictador.

004

Carta de recepción del bidón de aceite

005

Carta de agradecimiento por el regalo del envase

 

BIBLIOGRAFÍA

Hemerotecas de La Vanguardia de Barcelona y ABC de Madrid.

Archivo privado de la familia Bel.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Aceite del Bajo Aragón en el banquete nupcial de los marqueses de Villaverde? (10-4-1950)

  1. Enhorabuena. Un excelente episodio de nuestra historia y de la historia de la familia Bel. Denota que Lucas Bel debía de ser una persona emprendedora, inquieta, proactiva y valiente.

  2. Pues combina varias notas. 1º Que en la España de esa época Franco era un lider indiscutible y casi venerado. 2º Los tiempos eran duros y el mismísimo despensero de El Pardo pide que regalen ¡a Palacio! la cántara de chapa galvanizada, es la época de los envases retornables.. 3º Hay matices como de cosas próximas y familiares en toda la operación. Lucas Bel viaja hasta El Pardo con el aceite, cosas así. En fin historia bonita e interesante.

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s