EDAD MEDIA/EDAD MODERNA

Villas que nacieron, pueblos que mueren

Algunas Cartas de Población del siglo XIII, cuyo propósito era la creación de pueblos para la Cristiandad, alcanzaron su objetivo en una centuria. Así, muchas aldeas que dependían de las distintas encomiendas de la Orden de Calatrava consiguieron su reconocimiento como villas en los siglos XIII-XIV. Dicho reconocimiento se hacía efectivo en los Privilegios de Villa. Actualmente, hay un nuevo proyecto de ley de Régimen Local, que se está tramitando en las Cortes Españolas, y que va a vaciar de contenido muchas competencias de los pequeños ayuntamientos, poniendo en la picota la autonomía que muchos pueblecitos han conservado durante más de seiscientos años.

Alcanizcastillo%20G136[1]

La Rueda de la Fortuna. Foto romanicoaragones.com

En mi post sobre las Lenguas y hablas del Bajo Aragón, (https://historiasdelbajoaragon.wordpress.com/2013/05/15/lenguas-y-hablas-del-bajo-aragon/)  comentaba la existencia de unos Privilegios de Villa del año 1337, que concedían autonomía a cuatro aldeas de la encomienda de Monroyo (Peñarroya, Ráfales, Belmonte y Fórnoles). Dichos Privilegios son idénticos en su redacción, salvo en el nombre concreto de cada pueblo.

En el Bajo Aragón, el proceso para convertir las aldeas en villas fue muy diverso. En este artículo voy a comentar el caso concreto de estos cuatro pueblos, como representativo del proceso de conversión de cuatro aldeas en cuatro villas. Para ello, voy a transcribir los fragmentos más significativos del documento original de 1337 y voy a añadir mis comentarios personales.

Fórnoles

Fórnoles

1. EL PASADO

Preámbulo 

Nos, fray Alfonso Pérez, Maestre de la Caballería de la Orden de Calatrava […] con voluntad y otorgamiento expreso de fray Juan Fernández, el encargado de obras y subcomendador de Alcañiz, fray Pedro García, fray Belenguer, el sacristán […] y de otros frailes de la citada Orden, presentes y reunidos a toque de campana según costumbre, en la Iglesia del convento, por mandato del dicho Señor Maestre.

 […] teniendo en consideración: que la villa de Peñarroya / Ráfales / Belmonte / Fórnoles ha crecido en habitantes y es reconocida por la honra y honor de sus personas, si se compara con su situación anterior, que está habitada por hombres más ricos, más generosos y más cultos. Por todos estos motivos, el dicho lugar puede ser gobernado por sí mismo, por los derechos de población y las exenciones que tiene por privilegio. Por esta causa, debe ser dotada de más honores, nombrar sus propios funcionarios y tener sus propios símbolos. Para que sea villa y pueda ser villa independiente, y tener símbolos propios de villa, y cargos, honores y competencias.

Emblema de la Orden de Calatrava

Emblema de la Orden de Calatrava

Motivado por las razones antes citadas y por los muchos servicios satisfactorios que vosotros, el Concejo y Universidad de Peñarroya / Ráfales / Belmonte / Fórnoles, habéis hecho a nos, a la Orden y a los frailes y a nuestros predecesores por seguirnos. Como favor gratuito y también para pagaros esos servicios, para aumentar y mejorar ese pueblo, para distinguirlo, dotarlo y ponerlo en buen estado y honra. Y para que se mantengan la paz y la justicia en el citado lugar.

Es así como los frailes reconocen los servicios prestados por sus vasallos. Seguramente, se refieren al simple hecho de acudir a su llamada repobladora y a los servicios de armas que prestaron junto a sus señores en la guerra contra los sarracenos.

Cien años después de las Cartas de Población, las cuatro villas habían superado el mínimo de treinta vecinos, habían roturado el término y lo estaban cultivando. Y sus habitadores, procedentes de distintos orígenes, se habían cohesionado y tenían ya una identidad colectiva como pueblo. De ahí que consiguieran su autonomía.

Potestades delegadas 

Firma_del..

Firma del secretario de Fórnoles en un documento medieval

Que, por su función, aplique la clemencia cuando se pueda aplicar, y la utilice cuando se pueda usar, en nombre nuestro y en el de la citada Orden, en todo el distrito y en su jurisdicción por mixto y puro dominio.

Instrumentos y símbolos del poder

Que ahora, y para siempre, deben instalarse allí las horcas tal como están y mejorarlas si es posible. Y también el pelleric y todas las cosas que son y serán necesarias para el ejercicio y ejecución de la justicia de mixto y puro dominio.

Pelleric_de_Cretas

Pelleric de Cretas

El pelleric (en Castilla picota, en Francia pilori, en Italia berlina) era una columna donde los delincuentes permanecían un tiempo amordazados, expuestos a la vergüenza pública, independientemente de que después se les aplicase, o no, la pena capital. Las expresiones estar en la picota o poner en berlina significan aún ‘hallarse en una situación incómoda o comprometida’. El pelleric solía estar situado en la entrada del pueblo. Y, además de su función punitiva, era símbolo de poder en la villa. En Fórnoles, la calle que va desde el arco principal de entrada al pueblo hasta la plaza se llama “calle del Pelleric”, probablemente porque el pelleric estuvo emplazado allí, fuera del arco.

 La Constitución de Cádiz de 1812 ordenó la demolición de todas las construcciones simbólicas del Antiguo Régimen. A pesar de dicha orden, algunos pueblos como La Cuba y Cretas conservan aún su pelleric como monumento. No estoy seguro de si el monumento de La Cuba es un pelleric o un rollo para instalar la horca. En cualquier caso, es más antiguo y más modesto que el de Cretas y se compone de una base de piedra con un agujero en el centro donde se puede acoplar un poste de madera. El pelleric de Cretas es más moderno y más solemne. Es una bella columna construida con piedra de cantería, símbolo del poderío de la villa.

 Símbolos de villa, oficios, pesas y medidas

Además, os otorgamos, ahora y para siempre, que tengáis símbolos e insignias de villa, como los puede tener cualquier otra villa en Aragón. Concretamente pendón, bandera y sello. Pudiendo usar de todos ellos.

Además, os otorgamos a vosotros y a ese Concejo y Universidad, que podáis elegir entre vosotros y emplear notarios, escribanos, jurados, almutazafes, corredores,. viñuegalos, mesegueros, panaderos y cualesquiera otros oficiales, que os sean necesarios, para el gobierno de vuestro pueblo, de las personas, de los bienes y del término. Tal como ya lo habéis usado hasta el día de hoy y podéis seguir usando de aquí en adelante.

 Además, os otorgamos las tiendas, los talleres, las carnicerías, herrerías, panaderías y las tabernas, para que las uséis como queráis, tal como las habéis usado siempre hasta ahora.

Sello_de_cera

Sello de cera

 Además, os otorgamos que los hombres y mujeres, presentes y futuros, de ese lugar de Peñarroya / Ráfales / Belmonte / Fórnoles y de sus términos, entre vosotros mismos, podáis pesar y medir vuestras mercancías con vuestros pesos y medidas propios o prestados, negociando, comprando o vendiéndolas, sin impuesto ni tasa alguna. 

El Concejo era un órgano consultivo formado por los hombres notables del pueblo. La Universidad era el conjunto de todos los habitantes del término. Los Jurados solían ser dos hombres armados con funciones policiales y ejecutivas. Los almutazafes eran los responsables de pesar o medir cualquier mercancía que se comprase o vendiese en el término, utilizando las pesas y medidas oficiales propias de la villa. El corredor era el alguacil que hacía de pregonero, cobraba derechos de plaza a los mercaderes forasteros esporádicos y controlaba sus prácticas comerciales. Los viñuegalos y los mesegueros eran guardas rurales de viñas, mieses y huertos. Los panaderos no elaboraban el pan, se limitaban a cocer el que amasaban en sus casas los vecinos. El horno era comunitario y propiedad de la Orden. Todos estos cargos y oficios eran retribuidos.

 Pastos, maderas y leñas

Además os otorgamos, que podáis tener vuestros ganados, apacentarlos, abrevarlos y acabañarlos en el término de Fórnoles y en los términos de Monroyo, de Peñarroya, de Ráfales y de Belmonte. Que podáis cortar madera y leña, tanto verde como seca, y sacarla para vuestras necesidades, tal como siempre acostumbrasteis hasta ahora. Pero queremos que este mismo derecho, empleo y uso lo tengan también, en Fórnoles, los habitantes de cada uno de los lugares citados.

dsc_6119_redimensionar (1)

Vendimiador

Además, os otorgamos a vosotros que, de ahora en adelante, ni nos, ni la citada Orden podremos sacar, ni hacer sacar, para venderla fuera del territorio de nuestra señoría, madera alguna de la dehesa y término del lugar de Peñarroya / Ráfales / Belmonte / Fórnoles ni venderla en ese pueblo ni en otros, sino solamente para el uso de la Orden en nuestras casas.

Habían existido problemas y quejas debido a la sobreexplotación del bosque para surtir a Alcañiz y a otros pueblos de la Orden, donde prácticamente no había bosques. Asimismo, la expansión del reino aragonés por el Mediterráneo demandaba mucha  madera para la construcción de barcos.

Pastos,_m..

Pastos y leña

 Exención de servicios militares con compensación económica

 Además, os otorgamos que los del citado Concejo y Universidad de Peñarroya / Ráfales / Belmonte / Fórnoles quedéis francos y exentos de hueste, cabalgada, pecha y cuestia, según consta en la Carta de la Composición, hecha entre la Orden y los hombres de Monroyo, Peñarroya, Ráfales y Belmonte y de vuestro Concejo, de contenido mucho más extenso. Que, conforme a la dicha Composición, tengáis, recibáis y fomentéis el crecimiento del lugar de Peñarroya / Ráfales / Belmonte / Fórnoles y sus términos. Y os prometemos salvaros y defenderos, conforme a la dicha Composición, cuanto en derecho podamos.

Alcanizcastillo%20G161[1]

Caballeros calatravos en las pinturas murales del castillo de Alcañiz. Foto romanicoaragones.com

 Pero quedáis obligados, para siempre, a pagar a nos y a la Orden, cada año, por la fiesta de San Martín, en el mes de noviembre, la parte que os corresponde pagarnos, de aquellos mil sueldos que vosotros y los hombres de los antedichos lugares de Monroyo, Peñarroya, Ráfales y de Belmonte, quedabais obligados a dar y pagar a nos y a la Orden, por razón del contenido de la Composición. Esa parte, que os corresponde a vosotros, nos la habéis de pagar en el propio lugar de Peñarroya / Ráfales / Belmonte / Fórnoles Y cualquier otro derecho, que tengáis reconocido en la Carta de Composición, queremos que os quede salvo y sin mengua. Lo mismo que a nos y a la Orden, nuestro derecho.

Con el Cartulario de Monroyo, desaparecido en 1936, se perdió el texto del llamado “Privilegio de las primicias, hornos y molinos”, otorgado por la Orden de Calatrava en el año 1289. En él se concedía a la villa de Monroyo y sus aldeas la exención de obligaciones militares, a cambio del pago anual de mil sueldos jaqueses, pagaderos el día de San Martín. La obligación se repartió de manera proporcional entre los pueblos: a Monroyo le correspondían 403 sueldos, a Peñarroya 305, a Belmonte 116, a Ráfales 109 y a Fórnoles 64, lo cual nos da una idea del potencial económico de cada pueblo. Pese a la desaparición del Privilegio original, existe en el Archivo Secreto Vaticano una bula del Papa Luna (San Mateo 1411) que ratifica ese acuerdo.

Desvinculación y separación de la villa madre 

Además os otorgamos, decimos y mandamos que de aquí en adelante, en ningún tiempo, ni por ningún concepto o razón, contribuyáis, ni estéis obligados a colaborar con los hombres del Concejo de Monroyo, ni hagáis a ellos servicio alguno en ningún asunto en común con ellos, ni acatéis su pendón ni su bandera. Como sois villa por nos, tened vuestros propios símbolos, no hagáis compañía ni hermandad con ellos, puesto que estáis exentos, francos y libres de aquellos y, por esa razón, no iniciéis juicio, ni comparezcáis ante el Justicia de Monroyo.

Alcanizcastillo%20G103[1]

Representación de un Rey en el Castillo de Alcañiz. Foto romanicoaragones.com

 Garantía y protección del Rey

Y también os otorgamos y confirmamos, todos los usos, costumbres del Reino de Aragón, y privilegios generales y comunes así como la facultad que tenéis de apelar al Señor Rey o a sus oficiales, que podéis ejercer con cualquier sentencia, tanto si es provisional como si es definitiva.

 Y también para todos agravios de que seáis objeto por nos, o por nuestros jueces y oficiales, en juicio y fuera de él, Dios no lo quiera. Para que podáis recurrir y apelar al Señor Rey y a sus oficiales, tal como lo habéis hecho hasta ahora, de la manera que mejor se entienda y más fácilmente se puede entender.

Poderes otrogados al representante local [Traducido del original en catalán]

[Poderes…] para entender en todos y cada uno de los asuntos y negocio que nosotros, el Concejo y Universidad de este pueblo, hayamos de hacer, negociar, tratar y firmar, con el muy honorable y reverendo señor fray Alfonso Pérez, por la gracia de Dios, Maestre de la honorable Caballería de Calatrava, con sus frailes, con la Orden y con el convento de Alcañiz.

 Para recibir, otorgar, aprobar y loar, en nombre nuestro y de la mencionada Universidad, todas y cada una de las gracias, franquicias y libertades, que el señor Maestre, los frailes y la Orden, van a darnos y otorgarnos en los asuntos de administración y tributación, del dominio único y de toda jurisdicción que se va a otorgar al Justicia de este pueblo. Así como de la separación que hacemos y queremos hacer, segregándonos del lugar de Monroyo para los asuntos que, hasta ahora, teníamos en común con aquel pueblo.

Paredes_c..

Muros de aterrzamiento en el Bajo Aragón

Ratificación del privilegio de villa por todos los Comendadores sufragáneos de Alcañiz

Después de que todos los frailes del Convento de Calatravo y los apoderados locales firmaran los cuatro Privilegios, dos notarios de Alcañiz (Pedro Castillion y Arnaldo de Cañizar) se desplazaron a Monroyo, La Fresneda, Calaceite y Calanda, para obtener de sus respectivos comendadores la ratificación del acuerdo.

Sello_de_plomo

Sello de plomo

 Otorgo, laudo, ratifico, confirmo y prometo respetar todas las cosas de parte de suso. Otorgadas, loadas, prometidas, ratificadas y confirmadas por el señor Maestre y por los antedichos frailes, al Concejo y Universidad de Peñarroya / Ráfales / Belmonte / Fórnoles en este privilegio, y documento de parte de suso. Escritas y especificadas, y prometo no oponerme nunca a ellas, por ninguna causa ni razón. Testimonios fueron de esto Pedro Castillion y Arnaldo de Cañizar, notarios.

 

 2. EL PRESENTE

Las leyes siempre van detrás de la realidad. Nunca la crean, sólo la confirman y le dan firmeza y estabilidad. Los Privilegios de 1337 confirmaron la realidad de cuatro nuevos pueblos y les otorgaron su autonomía. Cien años después de que se emitieran las Cartas de Población, los grupos iniciales de pobladores heterogéneos se habían homogeneizado y tenían una identidad propia. Todos ellos se habían creado con un objetivo común: ganar territorios y afianzar la Cristiandad frente al Islam. Paso a paso, pueblo a pueblo, se desplazó a una civilización decadente. Una nueva civilización emergente ocupó su lugar.

Escudo_me.

Escudo medieval de Fórnoles

En la última centuria se ha invertido la tendencia medieval. Muchos de nosotros, y lo digo con mala conciencia, nos hemos visto obligados a emigrar. Nuestros pueblos han perdido tanta población que difícilmente podrán regenerarse. Las paredes de los bancales, cuya construcción costó esfuerzos titánicos a nuestros antepasados, se caen sin que nadie las reponga. No es rentable. El paisaje de cultivo regresa inexorablemente a su silvestre punto de partida. Con dificultad conservamos nuestras casas como viviendas de recreo. Estamos convirtiendo los edificios comunales en monumentos sin uso. Nuestras costumbres ancestrales han devenido en folclore. La realidad ha cambiado, en muchos aspectos para mejorar, pero lo que fue la vida de nuestros pueblos ha muerto.

Hay nuevos pobladores procedentes de países lejanos, que nos ayudan como cuidadores de nuestros abuelos. Realizan los trabajos que nosotros no podemos o no queremos hacer, en granjas y campos, cuya rentabilidad depende de las subvenciones. Prácticamente han desaparecido los pastores de rebaños que aprovechaban nuestros pastos naturales. Hay mucho ganado, pero permanece estabulado consumiendo piensos producidos en otros territorios.

Hay nuevos pobladores, anacoretas del siglo XXI, místicos de la naturaleza, del aire puro, de nuestro cielo azul y nuestro sol radiante, de la energía intangible emanada de nuestros montes y farallones de roca. Son urbanitas fugitivos de la contaminación, del ruido y del agobio de las ciudades. Pocos trabajan en actividades útiles. Nietos de la contracultura de los sesenta, “hacen el amor y no la guerra”, pero se reproducen muy poco. Con estos recursos humanos difícilmente mantendremos vivo el territorio.

DSCF6062

El pueblo abandonado de Mas del Labrador

La población autóctona residual, muy envejecida, no es capaz siquiera de generar sus propios dirigentes. Muchos alcaldes y concejales de nuestros ayuntamientos trabajan y residen, desde hace muchos años, fuera de los pueblos que gobiernan. Eso sí, desempeñan sus funciones gratuitamente, con abnegado y meritorio sacrificio y con una eficiencia impagable. El caso más sangrante que conozco es el de un pueblo, de cuyo nombre no quiero acordarme, con cinco ediles. De los cinco, dos son autóctonos, que emigraron a Zaragoza en los años sesenta. Otro es zaragozano de nacimiento y residencia. Compró una casa en el pueblo que usa como segunda vivienda. Otro nació y se crió en otra comunidad autónoma, aunque es descendiente lejano de una hija del pueblo. Reside y trabaja en Alcañiz y también construyó una casa en el pueblo que usa como segunda residencia. El único concejal que vive y trabaja en el término es un inglés, integrado y entregado a su pueblo de acogida. Aunque sea triste, esa es la realidad. Todo lo demás es pura ficción.

Idílico+p..

Idílico paisaje

3. EL FUTURO

De forma inminente, se va a promulgar en España una nueva ley de Régimen Local. Por lo que parece, la nueva ley vaciará de contenido la competencia de los ayuntamientos, para todos los servicios que no puedan mantener con sus propios medios. El Derecho siempre sigue a la realidad, la confirma y le da firmeza. El ciclo que se inició en 1337 está a punto de concluir.

 

BIBLIOGRAFÍA

ARCHIVO SECRETO VATICANO (Roma)  Bula de Benedicto XIII  en Tortosa, 16 de abril de 1415.   Registro Aviñonés 342, folios 756 v. (Confirma privilegio de 1337 a favor de Peñarroya).

 ARCHIVO SECRETO VATICANO (Roma)  Bula de Benedicto XIII  en Tortosa, 14 de mayo de 1414.   Registro Aviñonés 344, folios 617 r.-623 v. (Confirma privilegio de 1337 a favor de Ráfales)

ARCHIVO SECRETO VATICANO (Roma) Bula de Benedicto XIII en San Mateo 22 de mayo de 1411. Registro Aviñonés 337, folio 202 r.-v. (Ratifica la transacción habida entre el difunto Lope Martín, Comendador Calatravo de Alcañiz,y los hombres de la universidad del castillo de Monroyo y de las villas y lugares de Peñarroya, Fórnoles, Ráfales y Belmonte)

HARVARD LIBRARY (Cambridge- Massachusetts- USA) (Copia notarial de 1612 del privilegio de 1337 a favor de Fórnoles)

http://pds.lib.harvard.edu/pds/view/19768131

 LALIENA, Carlos. “Sistema Social, estructura agraria y organización del poder en el Bajo Aragón en la Edad Media (Siglos XII-XV)”. Teruel: Instituto de Estudios Turolenses, 1987

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s