EDAD MEDIA

Alcañiz de la Frontera

Durante casi un siglo (entre 1157 y 1232) la recién creada villa de Alcañiz jugó el papel de baluarte en la frontera sur de la conquista cristiana del valle del Ebro. El Papa Luna (el cismático Benedicto XIII) todavía designaba en 1407 a esta villa con el nombre de “Alcañiz de la Frontera” en una bula por la que elevaba a la iglesia de Santa María a la categoría de Colegiata.

Alcanizcastillo G002

Detalle de la pinturas del castillo calatravo de Alcañiz

Alcañiz: baluarte de frontera en la conquista cristiana

En este post no voy a tratar de la Colegiata, sino del importante papel que durante muchos años tuvo Alcañiz –y su territorio– como frontera de dos mundos antagónicos, la Cristiandad y el Islam. El predominio de la Cristiandad, que emergía ante la progresiva decadencia del Islam, determinó el nacimiento de un importante ciclo histórico, que ahora parece estar llegando a su fase final.

alcaniz

El castillo calatravo dominando la ciudad de Alcañiz

Un ciclo que, si lo observamos desde un punto de vista ideológico-cultural, se consolidó en los siglos XIV-XV con el renacimiento, evolucionó con la reforma (siglos XVI-XVII), se transformó con la ilustración (siglo XVIII), culminó en el liberalismo y la revolución industrial (siglo XIX), y estalló en el siglo XX con dos devastadoras guerras mundiales, cuyo final ha desembocado en la social-democracia y la globalización. Todo ello bajo  el dominio de lo que hoy se conoce como cultura occidental.

Estatua de Alfonso I el Batallador

Estatua de Alfonso I el Batallador

En el preámbulo de ese largo ciclo, Alcañiz fue un importante punto fronterizo entre el Islam y la Cristiandad. Alfonso I el Batallador conquistó Zaragoza en diciembre de 1118. Aunque habría podido continuar sus conquistas en el Bajo Aragón, su matrimonio con doña Urraca desvió su actividad guerrera hacia Castilla, donde no consiguió consolidar su reinado. De este modo, durante casi cuarenta años, la frontera norte del Islam quedó indefinida, siendo el castillo de Alcañiz el principal bastión árabe al sur del río Ebro.

Ramón Berenguer IV y Petronila

En el año 1157, Ramón Berenguer IV, Príncipe de Aragón y Conde de Barcelona, atravesó el Ebro y conquistó Alcañiz y su territorio hasta Monroyo, Molinos y Ejulve. Fue así como Alcañiz se convirtió en el baluarte de la frontera sur y en la avanzadilla de la Cristiandad durante setenta y cinco años. La conquista de Morella, en octubre de 1232, por Blasco de Alagón (vasallo de Jaime I el Conquistador) dio fin al carácter fronterizo de Alcañiz. Pero esta prolongada situación fue la causa de que, doscientos años más tarde, la capital del Bajo Aragón, continuase siendo conocida como Alcañiz de la Frontera.

Fue un largo período de inestabilidad, con incursiones de moros y enfrentamientos entre las dos comunidades enemigas, durante el cual se repobló el territorio con cristianos venidos del norte. Durante ese período, alrededor de las fortalezas, nacieron muchos de los pueblos de montaña que ahora agonizan.

Fronteras del Reino a la muerte de Ramón Berenguer IV

Fronteras del Reino a la muerte de Ramón Berenguer IV

Fue entonces cuando nació el sinuoso trazado de sus cascos urbanos amurallados, cuando se construyeron los arcos, los cobertizos, las casas, las iglesias, los hornos y las cárceles que, en gran parte, conservamos todavía. Fuera de los recintos amurallados, surgieron molinos, masías y ermitas. Los nuevos colonos configuraron nuestro paisaje, sobre todo el de las zonas montañosas. Construyeron paredes de piedra seca para formar bancales y poder cultivar vales y barrancos que nunca anteriormente habían sido cultivados.

Fornoles_Teruel3

La villa de Fórnoles con bancales o campos aterrazados en la ladera

Monroyo

La plaza mayor de Monroyo a principios del siglo XX

Pero dejo el tema de la repoblación para un futuro post. Hoy quería resaltar únicamente la prolongada situación del Bajo Aragón como tierra de frontera y su importancia para la defensa y expansión de la Cristiandad.

Para los lectores a quienes les guste beber directamente en las fuentes de nuestra historia, incluyo a continuación fragmentos traducidos de dos documentos, en los que se resalta la importancia estratégica de los castillos y del poblamiento de los territorios situados en la primera línea del frente cristiano.

1197- Donación del castillo de Monroyo por Pedro II de Aragón a favor de la Canonjía de Tarragona.

Si se consigue que el castillo de Monroyo antes citado, de fácil ataque por la fuerza de los sarracenos vecinos, sea repoblado con los hombres que pertenecen al mismo, así como los términos que lo rodean y contienen, será siempre, para los cristianos, un auténtico alcázar de defensa contra el daño y el peligro sarracenos.

 Si por el contrario no se consigue repoblarlo y agruparlo, será fácilmente ocupado por los propios sarracenos. Y podrá resultar muy perjudicial para los cristianos y para los demás, que no haya nadie en mis tierras a quien movilizar, para protegerlas de estos ataques. E incluso, para proteger de esta manera, en libertad, a la canonjía de esa Iglesia de Tarragona.

44154_Monroyo_cabecera7

La villa de Monroyo junto al cerro de su antiguo castillo. Foto Monroyo.com

Por lo demás, es bien sabido que la repoblación de este mismo castillo, y de gran parte de sus términos, fue iniciada, por nuestro padre Alfonso, de grato recuerdo, con infinitos gastos hasta el agotamiento, por esta causa.

Como mejor pueda decirse y entenderse, para su mayor publicidad, salvada la debida fidelidad a mí y a mis sucesores, según se ha dicho, y para que se mantenga allí la paz de los nuestros y la guerra contra los sarracenos…

Cretas

Villa de Cretas

1209- Donación de los castillos de Monroyo, Molinos y Ejulve por Pedro II de Aragón a favor del Convento Calatravo de Alcañiz.

Ciertamente os hacemos esta donación (del castillo de Monroyo) a vos, el mencionado Maestre y al convento de Alcañiz y a sus frailes, para siempre, de manera gratuita y libre, tanto para mi salvación y remedio de mi alma y de la de mis antepasados, como para el mayor y común beneficio de toda la cristiandad. Porque verdaderamente el citado castillo, en la frontera de los vecinos sarracenos, tiene que estar muy bien fortificado y armado, y si fuese repoblado en todas las tierras que le pertenecen, según contienen e incluyen los términos citados, sería un obstáculo y un perjuicio para los sarracenos y un baluarte en la defensa de los cristianos para siempre.

Cruz de Calatrava

Cruz de Calatrava

 No hay ningún otro castillo en nuestra tierra, que tenga más necesidad que éste de ser repoblado. Y con absoluta libertad os lo doy a vosotros, los citados Maestre, frailes y convento de Alcañiz, porque sé que no teneis miedo de que, al hacer la repoblación, se pongan en peligro personas y cosas.

 Además de esto os damos, concedemos y loamos para siempre a vos, el Maestre antes citado, Martin Martinez, y a los frailes y convento de Alcañiz y a vuestros sucesores, el castillo y la villa de Molinos (Molins) y el castillo y la villa de Ejulve (Xulve), con todos sus términos y pertenencias. Y con toda su zona por expandir y completar, con todos los derechos y las demás cosas que allí tenemos y habremos de tener. Lo que conquistamos, y lo que conquistaremos algún día, os lo entregamos y transferimos a vuestro derecho y dominio, como si ya estuviese en nuestro poder y en el de los nuestros.

De la manera que mejor pueda decirse y entenderse, para beneficio común y vuestro, de vuestro convento, de los hombres y mujeres que están en aquellos lugares y los que estarán o puedan estar algún día…

 

Alcanizcastillo G099

Escena de batalla entre tropas cristianas y musulmanas en el castillo de Alcañiz. Foto romanico aragones.com

BIBLIOGRAFÍA

ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL (Madrid). Donación de Pedro II en Gerona, febrero 1197. Orden de Calatrava. Carpeta 434 nº 263155

ARCHIVO SECRETO VATICANO (Roma)  Bula de Benedicto XIII  en Marsella, 4 de mayo de 1407. Registro Aviñonés 328, folios 608 v.-610

LALIENA, Carlos. “El señorío de la Orden de Calatrava en el Bajo Aragón en la Edad Media”. Tesis doctoral inédita. Universidad de Zaragoza, 1985. Documento 9 “Bullarium Ordinis”, pp. 30-41, donación de 1209.

LALIENA, Carlos. “Sistema Social, estructura agraria y organización del poder en el Bajo Aragón en la Edad Media (Siglos XII-XV)”. Teruel: Instituto de Estudios Turolenses, 1987

UBIETO ARTETA, Antonio. “Historia de Aragón. La formación territorial.” Zaragoza: Anubar, 1981.

Anuncios

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s