EDAD MEDIA

El calendario medieval del castillo de Alcañiz (Teruel)

En la planta noble de la torre del homenaje del castillo de Alcañiz (Teruel) se encuentra uno de los mensarios o calendarios bajomedievales pintados mejor conservados de la península ibérica. Los mensarios, también denominados menologios, representan los trabajos y actividades propias de cada época del año (faenas agrícolas, oficios y otras alegorías). El mensario del castillo de  Alcañiz presenta diversas singularidades que lo convierten en un ejemplo excepcional.

las pinturas murales 1

Vista parcial de la planta noble de la torre del homenaje del castillo de Alcañiz con el mensario en el trasdós del primer arco. Foto Rovira y Casanovas.

Los mensarios o calendarios medievales

La idea de la representación del calendario anual, subdividido en estaciones o en meses, es muy antigua y según el antropólogo J. Caro Baroja, “la heredaron los artistas paleocristianos del paganismo” (Caro Baroja 1946, 653). Inicialmente, fue más común la representación de las cuatro estaciones del año en mosaicos romanos, paleocristianos y bizantinos hasta llegar a la Edad media cuando los menologios o mensarios serían ampliamente difundidos en el arte románico predominando, a partir de entonces, la representación de los 12 meses del año, generalmente aludiendo a las distintas faenas agrícolas de cada mes (Caro Baroja 1948, 657).

FragaVF G19

El mensario de la Villa Fortunatus de Fraga, del siglo IV d.C., en el que se representan los meses (se conservan 8) mediante diversos animales. Foto romanicoaragones.com

A menudo, estas representaciones se asociaron también a los símbolos del zodiaco y se plasmaron sobre todo tipo de soportes: mosaicos, esculturas, pinturas, tapices, vidrieras y miniaturas. Durante la etapa del románico y del gótico fue muy habitual en toda Europa occidental la representación de mensarios o calendarios esculpidos en las portadas de iglesias y catedrales existiendo en España conocidos ejemplos como la portada del monasterio de Sta María de Ripoll en Gerona, la Iglesia de Beleña en Guadalajara o la catedral de Pamplona  y también ejemplos pintados como la capilla de los Reyes de San Isidoro de León o el artesonado de la catedral de Teruel, entre otros.

2

La capilla de los Reyes de San Isidoro de León conserva uno de los mejores y más completos mensarios románicos de la península ibérica.

Muchos de los temas tratados en los mensarios son reiterativos: el cultivo de la vid y la elaboración del vino (mediante escenas de poda, vendimia, trasiego, preparación de barriles o cubas); el cultivo del cereal (siembra, cosecha y extracción del grano); la recolección de flores o frutos; escenas de caza o de partida hacia la guerra; la matacía del cerdo; la calefacción en el fuego del hogar o la comida de celebración de invierno.

calendario_agricola_san_isidoro_elmurrial

Representación de los doce meses del año en la capilla de San Isidoro de León. Fotomontaje de R. Puente.

El mensario de Alcañiz y su contexto

El mensario del castillo de Alcañiz se ubica en el intradós de uno de los dos arcos apuntados que sostiene el forjado de la segunda planta de la torre del homenaje de dicha fortaleza. El escenario es claramente profano y está profusamente decorado con pinturas de carácter histórico (asociadas a conquistas y hechos del rey Jaime I según la mayoría de los autores) o de temática caballeresca o alegórica. En esta misma habitación, considerada la estancia privada del comendador de la orden de Calatrava, se incluyó la magnífica representación de la Rueda de la Fortuna con cuya presencia se relaciona el propio mensario, recordando ambos, conjuntamente, la fugacidad y temporalidad de la vida y la gloria humanas.

Alcanizcastillo G029

Vista general de la torre del homenaje del castillo de Alcañiz. Foto romanicoaragones.com

El mensario de la torre del homenaje utiliza la técnica de pintura mural al temple y se relaciona con el estilo franco gótico lineal. El calendario forma parte de un complejo pictórico realizado, por distintos encargos y por distintas manos, a lo largo del siglo XIV en las numerosas dependencias del castillo medieval de Alcañiz (Rovira y Casanovas 1995). El conjunto está considerado como uno de los más importantes y completos de la pintura mural gótica española. Su presencia permite hacerse una idea del aspecto de las fortalezas medievales, ya que casi todos los castillos se decoraban con pinturas tanto en el interior de las habitaciones como en las fachadas exteriores.

Alcanizcastillo G162

Vista parcial del mensario del castillo de Alcañiz. Foto romanicoragones.com

Descripción del mensario del castillo de Alcañiz

El intradós del arco en el que se pintó el mensario se distribuye en trece cartelas rectangulares del mismo tamaño enmarcadas por dos cenefas laterales de triángulos de color negro que presentan una orientación este-oeste. En el lado oriental, y en sentido ascendente, se disponen seis espacios que representan los meses de enero a junio mientras que en el lado de poniente, y en sentido descendente, se sitúan los correspondientes a los meses de julio a diciembre. En la clave o parte superior y central del arco se representó en un decimotercer espacio una torre o castillo que simboliza la propia fortaleza alcañizana. La descripción de las representaciones que componen el calendario es la siguiente:

Alcanizcastillo G158

Detalle de la parte superior del arco en el que se pintó el mensario de Alcañiz. Foto romanicoaragones.com


Enero
: Escena totalmente perdida. Por coincidencias temáticas algunos investigadores creen que pudo estar representado por un Jano (dios de la mitología romana asociado al mes de enero) con dos cabezas que miran una a cada lado y con grandes llaves en las manos (Serrano, inédito).

01. Enero

El dios Jano bifronte representa el mes de enero en muchos mensarios medievales. En la foto el de la capilla de San Isidoro de León.


Febrero: Escena totalmente perdida. Posiblemente, de acuerdo a las analogías con otros calendarios de la época, pudo estar representado por una escena de calefacción en el que un personaje masculino se calienta junto al fuego de un hogar (Serrano, inédito).

02. Febrero

Un hombre calentándose al fuego representa al mes de Febrero en el mensario de San Isidoro de León.

Marzo: Solo se conserva la parte superior de la escena en la que aparece la cabeza de un hombre inclinada hacia adelante cubierta con una capucha o papahígo, prenda usual de la época en el medio rural. Junto a la cabeza, a su lado derecho, aparece una cantimplora colgada mediante una cuerda o correa del trazo delimitador de la cartela. Posiblemente, como sucede en la mayoría de los calendarios románicos y góticos españoles, la escena perdida representaba el trabajo de la poda (y menos probablemente el entrecavado) de la vid (Serrano, inédito).

Alcanizcastillo G163

El mes de marzo en el mensario del castillo de Alcañiz, perdido en su mayor parte, podría representar a un campesino podando una viña. Foto romanicoaragones.com

Abril: Una joven, representada frontalmente y en actitud de andar, vestida con una sencilla túnica y con los brazos semi levantados lleva en las manos unas flores de lis. Algunos autores (Cid Priego 1958, Serrano, inédito) opinan que la figura podría representar a  un joven que simbolizaría el “Príncipe de la Primavera”.

Alcanizcastillo G164

Mes de abril. Foto romanicoaragones.com

Mayo: Representa a un personaje noble o caballero con corona (un rey según Mª C. Lacarra 2004, 71) que caza a caballo llevando sobre su mano izquierda un halcón, mientras con la derecha, y con el brazo doblado, sujeta las riendas de la cabalgadura. En la parte superior izquierda de la cartela se distingue la presencia de un ave, posible presa del halcón. Se trata de una original escena de cetrería, a cargo de un rey halconero, que algunos autores consideran la primera representación de caza en un calendario hispano y una de las más tempranas del contexto europeo (Serrano, inédito).

Alcanizcastillo G165

La representación del mes de mayor en el mensario de Alcañiz, mediante un rey halconero, es única en el contexto peninsular. Foto romanicoaragones.com

Junio: En la cartela superior del lado oriental del arco se representa a un campesino segando cereal bajo con una hoz pintada de negro. El personaje, vestido con un simple sayo, lleva en su cabeza un pequeño tocado o bonete con la vuelta decorada con barras rojas bajo el que aparece una larga y ondulada melena rubia. A su espalda aparece de nuevo una cantimplora de cerámica, de cuerpo globuloso y cuello estrecho y corto, habitual en las escenas de trabajo al aire libre.

DETALLE

Representación del mes de junio. Foto romanicoaragones.com

Clave del arco: En la clave o parte superior y central del arco apuntado se representó, sobre fondo rojo,  un gran torreón (o castillo en forma de torre, posiblemente en referencia al propio castillo calatravo de Alcañiz) en el que se distinguen con claridad su puerta de acceso y varias ventanas. Esta imagen divide el calendario en dos partes, ascendente y descendente, y simboliza el solsticio de verano cuando el sol alcanza su mayor altura aparente sobre el cielo (Lacarra 2004, 71). La utilización del castillo como motivo heráldico alusivo a Alcañiz está documentada desde el siglo XIII.

Sin título-1 copia

Torreón o castillo en la clave del arco diafragma en el que se pintó el mensario de Alcañiz. Detalle foto romanicoaragones.com

Julio: Representa a un campesino, con la misma indumentaria y tocado que en  la cartela anterior pero con el cabello mas corto y muy moreno, que, inclinado hacia delante y tomando impulso, golpea y desgrana el trigo con un mayal. A su espalda vuelve a aparecer de nuevo la cantimplora que presenta las mismas características que las representadas en los meses de marzo y junio. La representación de la maja del trigo suele ser habitual del mes de agosto en los calendarios hispanos aunque en este caso debe obedecer a las características climáticas del Bajo Aragón distintas a las de Castilla o Navarra.

Alcanizcastillo G167

Mes de Julio, maja del cereal. Foto romanicoaragones.com.

Agosto: Representa a un tonelero o cubero, de larga melena ondulada de color negro y vestido con un simple sayo o sayal, en actitud de fabricar un tonel del que se distinguen las duelas o refuerzos metálicos pintados en ocre. El resto del armazón de la pieza, en su zona superior e inferior, se representa mediante un reticulado de color negro. El tonelero lleva en su mano izquierda una gran maza de madera y un puntero o formón en su mano derecha. Esta es la única representación del calendario del castillo de Alcañiz en la que se alude a un oficio artesano.

Alcanizcastillo G168

Mes de agosto. El tonelero o cubero. Foto romanicoaragones.com

Septiembre: Un campesino moreno y barbado, vestido con un sayo largo y cubierto con una caperuza, realiza las tareas de recolección de la uva. El personaje lleva en su mano izquierda un cesto trenzado, posiblemente de mimbre, mientras recoge con su mano derecha racimos de uvas de la vid que se dispone a echar en el cesto. Detrás de él se representan en color negro varias cepas de vid con sus racimos de uva que, por su altura, parecen colgar de un sistema emparrado.

Alcanizcastillo G169

Mes de septiembre, la vendimia. Foto romanicoaragones.com

Octubre: Un campesino, vestido con una especie de capa con un capuchón tirado hacia atrás, fustiga con una rama o latiguillo de tres cabos a una pareja de équidos (caballos o mulos), uno de color claro y otro oscuro, que caminan parejos sin estar unidos por ningún yugo. Se trata, sin duda, de una escena de arado y preparación de la tierra para sembrar el cereal de invierno.

Alcanizcastillo G170

Mes de octubre, el arado del campo. Foto romanicoaragones.com

Noviembre: Un personaje, vestido con una saya ajustada a su cintura, sacrifica un cerdo que está pintado de color oscuro. El matarife, que parece llevar un cuchillo en su mano derecha, se inclina sobre el animal juntando los brazos hacia abajo.  Tras él aparece la imagen de otro puerco colgado de un soporte por las patas traseras, desollado y abierto en canal. En la parte inferior de la cartela, a la izquierda, se distingue un recipiente destinado, posiblemente, a la recogida de la sangre del cerdo sacrificado. La escena parece suceder en un espacio cerrado, probablemente en el interior de una carnicería. La escena de matacía en el mes de noviembre coincide con la tradicional celebración de la fiesta de San Martín que ha quedado reflejada en numerosos refranes populares.

Alcanizcastillo G171

Mes de noviembre, la matacía del cerdo. Foto romanicoaragones.com

Diciembre: En una escena muy perdida se distingue un banquete formado por una pareja, posiblemente un matrimonio, tras una mesa rectangular bajo la cual se distinguen los pies de ambos personajes. La pareja aparece enmarcada por un ventanal gótico trilobulado. El personaje de la izquierda lleva una copa mientras su acompañante, que por su indumentaria parece una mujer, toca o acaricia su mano. Sobre la mesa se distinguen viandas y utensilios diversos: copa, cuchillo, platos y panes. La escena del banquete en el mes de diciembre es muy habitual en la iconografía de los mensarios hispánicos y simboliza la celebración festiva y familiar tras los logros acumulados a lo largo del año que va a finalizar.

Alcanizcastillo G172

Un calendario excepcional

El mensario medieval de Alcañiz, además de por su excelente conservación, destaca por su variada iconografía y temática al incluir en un mismo calendario tanto a personajes nobles como campesinos, oficios de carácter rural o urbano y escenas de ocio. Su factura y disposición se ha relacionado con las ilustraciones de libros y las miniaturas francesas (Caro Baroja 1946, 647) y también con influencias italianas (Serrano, inédito). El calendario presenta varias escenas muy originales y, en algún caso únicas, como la del Rey halconero (mes de mayo),  la del tonelero (mes de agosto), la de matacía del cerdo (mes de noviembre) o la del banquete (mes de diciembre).

 

Agradecimientos:

A D. Antonio García Omedes, creador y administrador de la magnífica web http://www.romanicoaragones.com/ por su generosidad al permitirnos utilizar la mayor parte de las imágenes que ilustran este artículo.

 

Bibliografía:

  • Caro Baroja, J. 1946: “Representaciones y nombres de meses. A propósito del menologio de la catedral de Pamplona”. Príncipe de Viana VII, 25, Pamplona, 629-690.
  • Rovira, J. y Casanovas, A. 1995: “El complejo pictórico del castillo de Alcañiz (Teruel)”, El Castillo de Alcañiz (Benavente, J.A. coord.) Al-Qannis 3-4, 369-246.
  • Cid Priego, C. 1958: “Pinturas murales del castillo de Alcañiz”, Rev. Teruel, nº 20, Teruel, 5-103.
  • Español, F. 1993: “Las pinturas murales del castillo de Alcañiz”, El cerro de Pui-Pinos y el Castillo de Alcañiz. Una presencia histórica. Extra de divulgación del Taller de Arqueología de Alcañiz, Alcañiz, 30-32.
  • Lacarra, Mª C. 2004: Las pinturas murales góticas del castillo de Alcañiz. Zaragoza, 71-72.
  • Serrano, J.L. “El calendario del castillo de Alcañiz”, trabajo mecanografiado, inédito?.
  • Thomson, Mª T. 2003: Pinturas murales del castillo de Alcañiz, Teruel. Ayuntamiento de Alcañiz – Diputación Provincial de Teruel.
Anuncios

Un pensamiento en “El calendario medieval del castillo de Alcañiz (Teruel)

Danos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s